lunes, 26 de agosto de 2013

Agosto

Siempre he pensado que las entradas en el blog se reducen cuando la vida real manda sobre la vida virtual, y eso es lo que ha pasado esta vez. A pesar de no haber tenido vacaciones de verano (o mejor dicho, que las vacaciones de verano fueran a finales de mayo-principios de junio), puedo intentar resumirles todo lo que ha pasado en este mes y algo sin actualizar....

Poco a poco estoy empezando a integrarme en mi nueva ciudad. Estoy yendo al gimnasio cuando no estoy demasiada cansada del trabajo y pesar de no tener mucho tiempo para estudiar he empezado un tandem español-alemán con una chica alemana. Es un pequeño descanso entre semana donde nos tomamos algo y charlamos. No necesariamente en otro idioma, porque a mi me falla mucho el vocabulario (y los artículos, claro, uno no puede aprender alemán y acertar los artículos a la primera) y a ella la gramática. Por desgracia para ella, la gramática española no es tan lógica y estructurada como la española alemana, en mi opinión! (porque me huelo que Morti ahora me dejará un comentario enorme opinando lo contrario jaja)

El trabajo está siendo una pequeña locura, y prefiero dejarlo aquí, pero quédense con la idea de que estoy contenta, aunque muy cansada. Muchas cosas pueden mejorar, pero en otras estoy mejor que en mi trabajo anterior.

London XI

Hace un mes celebramos el cumple de M en Londres viendo la exposición de Bowie en el Victoria & Albert y el mismo día aproveché para por fin poder ver El Rey León. Hacía meses (año y pico en realidad) que no veía un musical en Londres! El show vale muchísimo la pena, como la inmensa mayoría de los musicales que he visto, pero se pasan con los precios. Y aún así llenan. No me lo explico. Debe de ser que mucho turista aprovecha para cumplir con la tradición de ver un musical en el West End. Lo gracioso es que de pequeña yo tuve la cinta de la banda sonora....en inglés. Adivinen quien estaba cantando las canciones durante el musical porque se las sabía todas!

Fui hasta Bexhill(-on-Sea) un lunes por la tarde a ver en directo a Regina Spektor y valió muchísimo la pena, a pesar de que casi todos los que fuimos al concierto tuvimos que esperar 45 minutos en la estación por el último tren a Brighton y que no llegué a casa hasta la 1, pero fue genial. Tantos años en un escenario hacen que este haya sido uno de esos conciertos en los que vale la pena pagar cada penique de la entrada. Es una artista humilde, que daba las gracias cada dos por tres, y que cuando le fallaba la voz pedía disculpas. Creo que nadie salió decepcionado del concierto.

Regina!

Por contra, los que sí me decepcionaron fueron mis adorados Mogwai. Fuimos a verlos al Barbican en Londres. Tocaron la banda sonora que hicieron para la película de Zidane pero la película era un auténtico bodrio gafapasta, sin hilo conductor, y Mogwai hizo demasiado ruido a ratos. Yo me tuve que tapar los oídos y mi amigo llevaba tapones. Así no se puede disfrutar un concierto. Reconozco que a mi me gusta la música ruidosa, pero eso fue ruido por hacer ruido.

Esta semana fue el 50 cumpleaños de mi madre (felicidades otra vez!) y no lo pudimos celebrar como me hubiese gustado, así que a cambio lo celebraremos en Noviembre en Edimburgo :) He seguido tirando fotos estos días, aunque no muchas, tengo que decir. Me atranqué leyendo Dune, uno de los libros favoritos de M, y lo abandoné en la página 300. He visto alguna que otra peli (recomendaciones: Argo y Alan Partridge, Alpha Papa) y he empezado la tercera temporada de Juego de Tronos. Ayer fui a correr por primera vez en años y me duele todo, a pesar del año y pico de gimnasio que ya llevo a mis espaldas. Sigo sin perder peso pero hey, tengo los brazos duritos. Algo es algo.

Y hoy nos fuimos de pateo a Arundel y, como siempre, no llevaba los zapatos adecuados y me llené de barro. Aunque no fui yo la que se resbaló y tropezó!!

Muchos trenes, a Londres y Southampton mayormente, tratando de exprimir la railcard hasta que deje de hacerme falta dentro de unos meses. Muchas horas en atascos en la M25 y sé que me voy a arrepentir de esto pero....unas ganas de que llegue el otoño ya!

Y de regalo, yo, a 6 semanas de cambiar de década.

Me III 

Feliz y corta semana a todos!