miércoles, 3 de julio de 2013

Emigrar

Cosas como esta me ponen de los nervios:

 photo Angulo_zps8eb2eb7a.jpg

El nuevo director de la Escuela de Ingenierías de la universidad donde yo hice la carrera dice que le da mucha pena, pero que estamos formando ingenieros para emigrar y tenemos que asumirlo. Sabe que le digo, señor Angulo? Que no, que no hay que asumir nada. España no está pagando la educación de miles de personas asumiendo que nos vamos a ir al extranjero para no volver. Lleva dos meses en el cargo y ya está pensando así? pues mejor cójase la baja por depresión ya, porque precisamente usted está ahí para evitar que uno de sus egresados me mande un correo pidiéndome consejo para emigrar porque está al borde de cogerse una depresión porque en España no le quiere nadie. 

Y de verdad usted cree que no hay NADA que pueda hacer desde su posición para evitar esto? no me lo creo. A mi sin cobrar el dineral que probablemente cobre usted se me ocurren varias ideas, lo que estoy segura de que cuesta es mover el culo para cambiar la situación. Y mi madre, que tiene a dos hijos en el extranjero, creo que también tiene varias ideas para usted.

El mes que viene se cumplen 6 años desde que tomé la decisión de comprarme un vuelo de ida a Limerick para buscarme la vida. Yo me fui voluntariamente porque lo único que me ofrecieron antes de terminar la carrera fue un puesto de programadora en Barcelona por 14,000 euros y yo quería hacer acústica. En cierto modo me empujaron a salir, pero fue mi decisión personal y estaba preparada para salir. La crisis había empezado pero aún no había llegado a los extremos de ahora y tengo claro que ha sido la mejor decisión que he podido tomar. Emigrar me ha hecho crecer y madurar, ver mundo, conocer otras culturas y gente muy diferente. He aprendido cosas que si me hubiese quedado en casa de mi madre no hubiese aprendido aunque también he pasado muchas noches sin dormir, como ya les he contado en varias ocasiones.

Ahora, no se queden con la parte bonita y con que en el extranjero se atan a los perros con longaniza, por favor. A pesar de todo el tiempo que llevo en este país, la semana pasada tuve un incidente racista en un tren volviendo de la super cosmopolita Londres. Es una de esas cosas que te hacen pensar que por muchos halagos que recibas porque tu acento "va y viene" y por mucho empeño que pongas en intentar integrarte en tu país de acogida siempre seras extranjero. Me hizo recordar el maravilloso trato que recibí de varias personas en Singapur por ser mujer y por ser india, que es lo peor que puedes ser en Singapur, a pesar de tener en una mano un pasaporte europeo, por el que ellos se pirran, y en otra mano un tanto difícil de conseguir Employment Pass.

Iba a poner aquí un resumen de posts útiles y una pequeña guía para emigrar, pero todo eso ahora es secundario. Creo que los mejores consejos que les puedo dar son:
  1. Piénsenlo fríamente. Si en Canarias no hay trabajo, en Madrid sí que lo hay. Si no hablan inglés medianamente bien no lo intenten. Reino Unido está llena de españoles buscando trabajo de friegaplatos y el inglés "medio alto" español una vez tengan que vérselas con los variados acentos locales, no es nada.
  2. Si a pesar de todo creen que hablan inglés lo suficientemente bien y no van a morir intentando comprar un kebab, no se vengan con menos de 3,000 euros (mi señor novio abre mucho los ojos con esta cifra, así que cuanto más mejor). El Reino Unido es caro y eso es sabido en todo el mundo mundial. Los sueldos son más altos, vale, pero hasta que cobres un sueldo, qué? y una vez trabajando entre impuestos y seguridad social pagamos un 32% de nuestro sueldo, más el bendito Council Tax, más lo caro que es el transporte, más calefacción....vivir aquí sin un sueldo es muy complicado.
Así que solo me queda desear mucha suerte a los estudiantes de la Escuela de Ingenierías de la ULPGC, porque con este director les va a hacer muchísima falta. Da gusto cuando una universidad pública trabaja por dar una educación de calidad que esté acorde con las exigencias del mercado y con los últimos avances tecnológicos. Si el sistema no está funcionando, la solución no es mandarnos a todos fuera, sino CAMBIARLO. Como me gustaría ver a alguien de la todopoderosa(s) escuela(s)  de Teleco pronunciándose sobre este tema, viendo la cantidad de graduados que nos hemos ido al extranjero!

Y de regalo, una canción que está por Facebook ahora mismo y que dice cuatro verdades: