domingo, 23 de junio de 2013

Isle of Man

Peel IV

Hace más de 6 meses me mandaron a la Isla de Man a trabajar unos días. Es un territorio curioso. Yo me esperaba que hablasen con un acento extraño, al estar entre Irlanda del Norte y mi querido Northwest, pero no, se les entiende muy bien. Es muy verde, compacta y con unas carreteras bastante decentes, excepto si son como yo, se desorientan y se meten por caminos de cabras que son en realidad carreteras de doble sentido en las que solo cabe un coche. 

Otro detalle simpatiquísimo es que el GPS me lo llevé para usarlo de pisapapeles, porque sólo tenía mapas de UK e Irlanda. Ustedes, como yo, pensarían que es suficiente, no? pues no, la islita tiene su propio mapa. Y olvídense de encontrar una dirección metiendo el código postal, porque no sirve de nada. Así que a la porra también Google Maps y el smart phone....porque cobran roaming y mi compañía (3) no tiene convenio para roaming de datos en la IoM.

Teniendo todo esto en cuenta imagínense las direcciones que me dió el cliente:

"Coge la carretera hacia Peel desde Douglas y cuando llegues a la intersección donde está la floristeria gira a la derecha y vuelve a girar a la izquierda cuando vuelvas a ver otro cartel apuntando hacia Peel. Sigues por ahí y llegas". Y Reena pensando como coger la carretera hacia Peel desde Douglas si mi hotel estaba en el puerto.

Y para el segundo sitio que tenía que visitar me dibujaron un mapa marcándome el colegio, la torre del reloj y una señal de entrada y salida de camiones. Tóquense las narices. Lo que importa es que conseguí llegar a ambos, al primero (que se supone que era el más fácil de encontrar) con un retraso considerable, eso sí. Tengan en cuenta que si siguen la carretera derechita desde Douglas hacia Peel solo tardan media hora, pero para ellos eso ya es un montón, es super lejos!

Yo pensaba que me iba a poder ventilar el trabajo en menos tiempo del requerido y que iba a poder tener un día para hacer turismo...pero no contaba con que en mi primer día de medidas se iba a levantar muchísimo viento, así que adiós a mi día de turismeo. Lo que sí pude fue pasear y hacer fotos mientras el sonómetro medía, porque se me congelaban los pies (todos aquellos que trabajen en acústica me entenderán). Leí dos libros en los tres días que estuve ahí del aburrimiento. En mi último día terminé las medidas deprisa y corriendo, cogí el coche y me marché a ver Peel, con su puerto, su castillito y a comer algo local, que no podía seguir alimentándome a base del servicio de habitaciones del hotel. El plato elegido fueron queenies, en honor a mi amigo Nathaniel que me llama así, con una salsa de queso. Lo devoré.

Peel VIII

Más cosas interesantes de la isla:
  • Los coches de alquiler los dan con gasolina suficiente para llegar a la gasolinera. Cuando encuentren la gasolinera no se emocionen echando, porque a mi me sobró. Me dió una rabia! la isla no es tan tan grande!
  • La comida en el aeropuerto es decente y muy barata. Hay wifi gratis también. 
  • Las temperaturas ahí no son tan bajas como se pueden esperar. Ellos dicen que suelen estar unos grados por encima de Liverpool. Lo que sí es que llueve un montón.
  • No hay límite de velocidad en la isla, pero ojo, en los pueblitos sí...y se encontraran muchas señales diciendo "Bienvenido al pueblo tal, límite de 20mph". 
  • Los Bee Gees son de la isla. 
Más fotos de la Isla de Man en mi set de Flickr sobre la (mi) vida en UK

miércoles, 12 de junio de 2013

El Instituto de Acústica

En su momento les conté mi nefasta experiencia con el COITT y la Comisión de Acústica a la que anecdóticamente pertenecí, y digo esto porque nunca hice nada ni me dejaron hacerlo ni me informaron de actividades que la comisión hacía. Éstas eran casi todas en Madrid pero lo mismo da.

Me di de baja del COITT, obviamente, y de alta en el Institute of Acoustics, que es más o menos obligatorio para ejercer aquí. No porque una ley lo diga, como es el caso de España, sino porque da seguridad decir que las medidas que estás presentando en un informe las ha hecho alguien que tiene estudios/experiencia suficiente y que ha pasado la criba para ser miembro del Instituto de Acústica. No es complicado asociarse, pero sí hay que presentar documentación a tutiplén.

En mi caso, como tengo menos de 3 años de experiencia pero un máster en Acústica soy miembro asociado, que es el rango más alto de las categorías no corporativas. Esto viene a decir que no puedo votar en las elecciones ni puedo formar parte de tribunales de expertos. Y es bueno porque no me siento preparada para ello! gente con experiencia y sin estudios de Acústica también puede entrar en esta categoría, lo cual es bueno porque indica que para trabajar en Acústica no sólo importa el título, sino que también cuenta lo que has hecho por ahí y si eres competente para hacer una cosa u otra. Este es un punto muy importante y otra diferencia gorda con España, donde las benditas competencias se protegen con uñas y dientes y nadie piensa en que no hace falta ser ingeniero de nosequé para hacer algo en exclusiva.

En Navidades ya cumpliré tres años de experiencia y me está entrando una pereza increíble de subir de rango, viendo la cantidad de documentación que tengo que mandarles para probar porqué me merezco pasar a ser miembro corporativo y qué he hecho en estos tres años para justificarlo. Esto implica un registro (que no tengo, je) de cursos y conferencias a las que he asistido entre otras cosas.

Bien, pues este rollo de post es para contarles que también, a diferencia con España, el Institute of Acoustics tiene ramas locales para cubrir todo el país: una en Londres, otra en el sur que cubre desde Brighton hasta casi Bristol pasando por Southampton/Winchester, otra en el Sudoeste para Devon y Cornwall entre otros, la de Gales, la del Este, la de las Midlands, la del Noroeste, la Escocesa y la Irlandesa, para tanto la República como para el Norte. Como en la Comisión de Acústica del COITT en España se pasaban mi opinión por el forro, cuando me ofrecieron formar parte de la Comisión de la zona Sur acepté sin dudarlo. Tuve que enviar un statement diciendo qué puedo aportar y porqué me merecía estar en la comisión y salí elegida en votación como Ordinary Member, que implica que tengo mi puesto asegurado por dos años. Esto fue a principios de año.

La tarea principal de las comisiones locales es organizar conferencias cada 6 semanas-2 meses para que los miembros de cada área cumplan con sus obligaciones de desarrollo profesional. La rama sur estuvo muerta varios años y en esta etapa nueva hay muchas ganas de hacer cosas y de escuchar a los miembros. Hoy fue nuestra segunda reunión y he salido muy contenta. La gente da ideas y trabaja en las acciones que se le asignaron en la anterior reunión. A mi se me asignó trabajar en la posibilidad de retransmitir esas conferencias por Internet para gente que no puede (o no quiere) trasladarse hasta Winchester. Esto va a salir adelante y estoy muy ilusionada con las tareas que me han asignado para la próxima reunión en agosto, aunque es algo que no va a salir a la luz hasta marzo del año que viene pero que está relacionado con un área de trabajo en el mi empresa nueva quiere meter la cabeza y en la que un profesor mío del máster lleva años trabajando, así que es un win-win y voy a hacer feliz a mucha gente si sale bien. Y ni siquiera fue idea mía.

En resumen, como le dije el otro día a alguien que está intentando que el COITT vuelva a montar una demarcación en Canarias, me da pena que en mi propio país no se me escuchara y que haya tenido que venirme a ayudar al Instituto de Acústica inglés, cuando se podrían hacer muchísimas cosas en este campo en España, es un terreno aún en pañales. Me siento que no sólo he emigrado para trabajar, sino que hasta el propio COITT con sus movidas políticas me ha echado del colectivo. Yo ya no menciono que tengo una titulación en Telecomunicaciones, sólo que tengo un Máster en Acústica por la Universidad de Salford, que aquí vende muchísimo más. El día que se decidan a que gente como yo vuelva a España, o a Canarias más concretamente, quizás sea demasiado tarde porque que en mi país de acogida me acojan mejor profesionalmente que en mi propio país tiene narices.

domingo, 9 de junio de 2013

Un mes

Esta semana Metro publicó un artículo con el ranking de las ciudades más felices de UK. La fuente era un poco dudosa, como suele pasar con estos estudios, pero me sorprendieron los resultados. Ganó Sheffield, seguida de Edimburgo y...Brighton. Londres en el séptimo puesto, Southampton en el noveno. Según esto he pasado de la novena ciudad más feliz del país a la tercera y aunque no me sepa ni que criterio han usado para la encuesta y dude de su fiabilidad, sólo les puedo decir que en mi caso es cierto. 

El hecho de caminar todos los días al trabajo, 25 minutos cada viaje, ayuda mucho. Ver el mar todas las mañanas también (y no como en Southampton que lo ves, sí, detrás de edificios industriales, el Ikea, el Toys'r'us y el West Quay, eso no vale). La gente por aquí anda más feliz, y no les hablo precisamente de los perroflautas, que aquí abundan, ni del olor a porro que inunda las calles de Brighton - aunque esto probablemente ha contribuído a los resultados de la encuesta! Hay actividad a cualquier hora del día, siempre hay gente en la calle, músicos en las esquinas, tropecientos lugares donde ir a tomar algo... Por primera vez sí que pienso que podría asentarme aquí.

Yo ya sabía que esta ciudad me gustaba y se los dejé patente la primera vez que vine a visitarla. Creo que ha sido una buena elección, a pesar de echar de menos a un Sotonian y que los fines de semana se hagan tan cortos entre trenes. No les había escrito en estas semanas precisamente porque andabamos de vacaciones por España....donde el tiempo estaba peor que en UK.

Esta semana he cumplido un mes en Brighton (bueno, Hove) y el martes cumplo dos años en UK desde que tuve la oportunidad de volver. Estoy contenta, a ver cuanto me dura.