martes, 30 de abril de 2013

Cita #49

Es simpático ver que cuando tienes un pie dentro y otro fuera, la gente se sincera contigo. Se quitan la máscara del "todo va bien" y comparten sus quejas sobre la empresa e ideas contigo. Hoy fui a la oficina a devolver todos mis cachivaches con una sensación un poco agridulce. Dulce porque sí, me voy para mejorar, y agria por saber todo lo que sé ahora y que (argh) no puedo contar. 

Lo bueno es que uno de mis motivos para irme se ha comportado como yo no esperaba y me ha reafirmado en que estoy tomando una buena decisión. Soy demasiado optimista a veces. 

Pero lo que les quería contar es que con estas conversaciones uno se da cuenta de cómo es la gente con la que trabaja en realidad y, sobre todo, de quien está en esta industria "por estar" y de quien de verdad quiere estar donde está. "Pero eso se ve en el trabajo del día a día", dirán ustedes, pero no siempre. Estar por estar no siempre implica hacer tu trabajo mal o aplicar la ley del mínimo esfuerzo, lo cual dice mucho de la profesionalidad de esta gente. 

Y la cita salió ayer de una conversación post bebidas de despedida (hay que ver lo que larga la gente después de tres pintas) de camino a Waterloo para coger el tren y que creo que resume lo que he ido compartiendo con ustedes durante todos estos años....

"No todo el mundo se recorre la mitad del mundo para hacer lo que quiere hacer, como tú y yo"

Ahora tengo una semana de desempleada, que no parada, por delante antes de empezar mi nuevo trabajo. Les aseguro que no me voy a aburrir!

jueves, 25 de abril de 2013

Disfrutando del sol


Exposición: 1/1250 s.
Apertura: f/5
Lente: 50 mm
ISO: 100

Estos días también ha hecho sol aquí. Esperemos que siga así! Feliz fin de semana! 

miércoles, 24 de abril de 2013

Der Schweiz

Después de bastante tiempo, les cuento mi viaje a Suiza. A ver si me acuerdo de todo!

Vidina lleva varios años viviendo ahí. La vez que estuve en el norte de Alemania en 2008 también fue para visitarla a ella y a otra persona, así que ya iba tocando otro país de habla alemana. Y digo esto porque en los poquitos días que estuve no hubo tiempo de saltar a las partes francesa o italiana, a pesar de que Vidina quería. El viaje fue sencillo: Zürich, montañas, cascadas, chocolate y salchichas. Encima hacía sol, qué más se podía pedir? aproveché también para ver a varias personas que en los últimos años se han ido mudando a Suiza, gente que vivía en Dublín, gente que estudió conmigo en Salford....y visité las oficinas de Google! qué bien viven los malditos.

  photo IMAG0342_zpsa39b0e02.jpg
Quieres otro café? repetir postre? más chocolate? arrghhh!!

No me acuerdo mucho de los detalles concretos del viaje, pero para resumir les cuento los puntos que más me llamaron la atención:

  • Sí, hay muchas normas y son muy limpios, pero Singapur me pareció más estricto (será por qué aún tienen pena de muerte?) y más limpio.
  • Los trenes son bastante eficientes y ojo, casi no vi revisores. Son caros. Yo compré la tarjeta que me daba mitad de precio en los trenes durante una semana, para turistas, y con todos los viajes que hicimos la compensé por un puñado de francos. Si hubiesemos ido a Berna como teníamos en mente entonces el ahorro hubiese sido bastante mayor, pero yo hubiese acabado el viaje muerta!
  • El país es caro, créanse la fama que tiene. Lo que yo vi más caro, aparte de los trenes, fue la ropa y el alcohol. 
  • El chocolate....riquísimo! y no se compliquen la vida, compren el del Migros! es barato y está bueno. Asalté el Migros de la Hauptbahnhof de Zürich de camino al aeropuerto jaja.
  • Hicimos un tour caminando por Zürich y mi poco alemán me dio para darme cuenta de que lo que contaba la tipa en alemán no era lo mismo que contaba en inglés. Aparte, tienen un acento simpático los suizos. 
  •  La comida típica, aparte del fondue, es el rosti (papas fritas, vamos) y las wurst (salchichas), como en Alemania.

Y ea, ahí van las fotos. Si les sale la oportunidad de viajar a Suiza no lo duden. Si quieren algún consejo detallado (cómo llegar a alguno de los sitios a los que fuimos o cosas para ver), dejen un comentario y ya me pongo a rebuscar, que yo lo guardo todo y seguro que aún tengo los billetes del tren, mapas y alguna tontería más.

Switzerland I
Chocolate!

Switzerland VIII
Las cataratas de Schaffhausen. Muy turísticas, no muy grandes, pero bonitas para pasar el día.

Switzerland IX
Más Schaffhausen

Switzerland XII
Los típicos puentes de Lucerna. Cuentan la historia de la ciudad dentro.

Switzerland XV
El telesférico para subir el Pilatus. Si es que ir a Suiza y no pisar la montaña no es estar en Suiza!

Switzerland IV
Dos iglesias que se ven a uno de los lados del río Limmat, en Zürich: La Fraumünster y St Peter's Church, que tiene el honor de tener el reloj más grande de Europa.

Switzerland XXIII
Al otro lado del río, la Grossmünster, al lado del ayuntamiento de Zürich

Más fotos sobre Suiza en mi álbum Der Schweiz de Flickr!

viernes, 5 de abril de 2013

Cambios

Y con la maleta a cuestas, debería subtitularse el post. 

Muchos saben que a mí Southampton no me emociona como ciudad para vivir. La perspectiva de comprar una casa y criar niños aquí me da un poco de urticaria. No tiene nada. El único motivo por el que uno se queda aquí es la gente y la posibilidad de escaparse a Londres a precios más o menos asequibles. Y el trabajo, claro. Si tienes un trabajo en el que estés contenta, te sientas valorada y creas que tienes posibilidades de promoción.

El martes entregué mi carta de renuncia y hoy he avisado a mi casero de que en mayo dejo el que ha sido mi hogar durante poco más de año y medio. Cambio Southampton por una ciudad que me encantó la primera vez que la visité, Brighton. No es muy grande, pero la vidilla que tiene engancha a cualquiera. Cambio mi trabajo en una multinacional francesa con millones de capas y formularios por una empresa pequeña-mediana, de no más de 20 personas y subiendo. Y cambio mi puesto de personita sin experiencia por un ascenso, que ya va siendo hora de que me dén algo de responsabilidad y me dejen usar mi cerebro en vez de hacer tanto trabajo de mono. 

Por un lado me da un poco de pereza la mudanza (pff, buscar piso, empaquetar mis cosas, cargarlas, desempaquetarlas...) pero ya va siendo hora de mover el culo. No es viable continuar en el estancamiento laboral en el que estoy. Tengo más amigas en el mismo estado que yo y te das cuenta de que estar mal en el trabajo no es sólo estar frustrada durante tus 40 horas semanales. Es algo que te llevas a casa, que compartes con tus amigas cuando te desahogas y que, probablemente, le hagas pagar a alguien un día que tengas un día muy malo. Es difícil cortar el círculo tal y como está el panorama laboral y doy gracias de haber tenido la suerte de que esta oferta no haya tardado mucho en llegar. 

En realidad mi objetivo era volver a mi querido Norte, pero la próxima vez será. Si se enteran de alguien que esté alquilando un piso barato y decente en Brighton o Hove hagánmelo saber! les estaré agradecida eternamente. Las agencias con las que he tratado esta semana son para escribir un post aparte. A ver con qué antros me encuentro mañana cuando vea los primeros pisos "con mucha luz y cocina recién instalada". 

(Y ya de paso inaguro la etiqueta Brighton en el blog)