miércoles, 13 de marzo de 2013

3 meses (y medio) trabajando desde casa

Así sin darme cuenta, con las Navidades y varios viajes de trabajo por medio, ya hace tres meses que me quedé officeless y el logo de la empresa en todas las variedades que se puedan imaginar invadió mi casa. Yo tenía miedo de no tener espacio para todo en casa pero entre que todo el material de oficina y carpetas están en una caja en el armario y que todo mi PPE está en uno de los armarios de la cocina, no me ha salido tan mal. 

Sí es cierto que trabajar en casa no es tan cómodo como en la oficina. En vez de un escritorio enorme tengo una mesa redonda de comedor, entre otras cosas, aunque me gusta más el café que hago en casa y poder hacer la colada mientras trabajo. También intento ir al gimnasio fuera de la hora punta, aunque eso implique seguir trabajando a la vuelta y perder el control de las horas que hago (a veces para más, a veces para menos).

El objetivo original de este post era contarles que encima, estoy ahorrando. Pensaba que al tener que usar mi propia electricidad para trabajar iba a gastar más (luz, calefacción, portátil y equipo variado cargando...) pero no. Ya estoy notando el ahorro de no tener que coger la Bluestar todas las mañanas con sus constantes subidas de precio y guaguas que no llegan a la hora que deberían llegar por vete-a-saber-tú-que-motivo, porque mi transporte a Londres está cubierto por la empresa, y encima el HMRC me da tax relief por usar mi propia electricidad para trabajar. No es mucho, pero es algo. Está todo explicado aqui.

A la vez también me enteré de que, como lavo ropa del trabajo en casa y esa ropa no la puedo usar fuera del trabajo al tener el logo de la empresa, me dan más tax relief. Es otro poquito, aunque con ambos conceptos mi tax free allowance para el año se ha incrementado en unos cientos de libras, que ya es algo! esto se traduce en que todos los meses veo unas poquitas libras en mi nómina. Así a ojo no les sé decir cuantas exactamente, pero poquitas. Con este ahorro extra me he abierto una ISA para ir ahorrando algo más en serio para ayudar a pagar los viajes del año. Sí, vale, que es algo que tenía que haber hecho desde que llegué a UK, pero no se me había ocurrido hasta ahora!

A pesar de todo, trabajar desde casa tiene un punto muy negativo: el aislamiento y la falta de comunicación. Los días que voy a Londres genial, me tomo el café hablando con tó Dios, hasta con gente que no es de mi departamento. Los días en casa intento ponerme la música para no andar refrescando el correo electrónico o mirando el móvil cada 5 minutos. También se da el extremo contrario, gente de mi departamento que también trabaja desde casa que, directamente, pasa de responder correos o coger el teléfono, con lo que la comunicación se hace imposible a menos que los puedas tener a la cara y tirarles de las greñas si hace falta. La consecuencia de esto es que si te los encuentras en un pub, algo muy común y probable en esta noble ciudad, acabes hablando de trabajo con ellos. 

(Y no sé porqué hablo en plural, si es una persona concreta)

En resumen, que todos ustedes cuando dicen "ooooh, qué envidia, trabajando desde caaaasa, yo también quieeeeero" les aviso de que tengan mucho cuidado con lo que desean, que algún día puede que se cumpla....para bien y para mal. Yo no estoy ni bien ni mal con la situación, si les soy sincera. Hay días que sí agradezco quedarme en casa y días en los que me gustaría estar en una oficina.

domingo, 10 de marzo de 2013

Ruta por Gran Canaria para un guiri

En Navidad M vino conmigo a la isla, no a pasar la Navidad pero sí a turismear y coger algo de sol. No tenía ni idea de por donde llevarle, dí el coñazo a algunas personas y, con ayuda, saqué un itinerario más o menos claro para llevarle (gracias!). Fue un poco estresante porque sólo tenía seis días aunque entre ir y volver y otros compromisos sociales se quedaron en menos, creo. 

Los puntos que visitamos en la isla están marcados en este mapa. 

 photo GC_zps55f7cb8f.jpg

La primera noche nos fuimos a dar un paseo por la zona antigua de Las Palmas de Gran Canaria, Vegueta, y a cenar comida típica en El Herreño, a pesar de estar muertos del viaje - él más que yo. Empezamos la ruta al día siguiente, sábado, por la costa norte de la isla, Agaete y Gáldar

En Gáldar fuimos a ver la Cueva Pintada y que a M le dieran una introducción a la historia de la conquista de Canarias. Yo ya había estado, por suerte, porque la chica que nos dió el tour no supo responder todas sus dudas. Aún así, fue una buena experiencia y valió la pena. En Agaete, vimos lo que fue el Dedo de Dios hace algunos años y que la "tormenta tropical" Delta convirtió en el "Muñon de Dios". 

Navidad 2012 I
Antes y después

Al día siguiente, pateo por el centro para subir a otro de los símbolos, sólo que éste aún sigue en pie: el Roque Nublo. De camino, como era domingo, pasamos por Teror para avituallarnos (bocadillos de chorizo de Teror con queso y latas de Clipper de fresa, por supuesto) y para enseñarle al guiri la "Patrona de Canarias". Que los chicharreros digan que ellos tienen a la patrona son patrañas :P

Navidad 2012 IV
Chorizo y queso, qué más se puede pedir?

Hacía calor cuando subimos al Roque, no parecía Diciembre! de camino vimos a un alemán que se había caído bajando y tenía una brecha muy fea. No me gustaría tener que pasar por el trance de tener que ser rescatada ahí arriba....no es un terreno muy accesible para ambulancias y camillas. Una vez arriba, valieron la pena los sudores, excepto por el chico que estaba sentado al lado nuestra hablando por el Whatsapp!! era una situación ideal para tirarle el móvil caldera abajo. Ahí Adri iluminó a M con algo de historia de la formación de la isla, que yo tampoco la sabía.

Navidad 2012 IX
Dos hombres y un destino - el Roque a la derecha

El lunes, nos fuimos al sur: Mogán, con una carretera en obras, Maspalomas y Playa del Inglés. El centro turístico de las dunas de Maspalomas estaba casualmente cerrado ese día, así que M se quedó sin saber cómo se formaron, pero no se le ocurrió otra ideaca mejor que cruzarlas y sentirse como en Dune. Y tonta yo que le seguí la corriente. No se veía el mar, tenía arena en la boca, en los ojos, en las orejas....horrible! y luego, cuando ya por fin nos sentamos a tomar el sol, hacía demasiado viento para quedarnos ahí. 

Dimos una vuelta por Maspalomas, vimos a los alemanes y británicos borrachos de turno, pubs irlandeses, partidos de la Premier League en los bares y centros comerciales para extranjeros. Cenamos y nos volvimos. De esta cena no tengo muy buen recuerdo porque tuvimos tan mala suerte que el restaurante donde cenamos tenía wifi y nos enteramos de una noticia bastante mala relacionada con uno de nuestros amigos de Southampton. Eso pasa por mirar el Facebook en vez de cenar. 

Este hecho marcó el ritmo del día siguiente. Nos quedamos en la capital y nos lo tomamos con calma. Fue el día de ver la Casa de Colón (en obras también), el Museo Canario (esta vez con una guía que sabía muchísimo, nos dió el tour para nosotros dos solos y nos dejó muy buen sabor de boca), pasear por Vegueta, la Catedral (y el Museo Diocesano de Arte Sacro, que parece que no iba ni Dios - que ya es decir - y ahora venden entrada conjunta para los dos sitios). A la vuelta, el Belén de arena de Las Canteras, el Castillo de la Luz, que no es gran cosa pero como lo mencionaron en el Museo Canario se lo enseñé, una cerveza con Alberto y pá casa. 

Navidad 2012 XI 
El órgano de la Catedral

Navidad 2012 XIV
Haciendo el tonto en la estación de guaguas de San Telmo

El último día, otro pateo. Yeray y Rabsmary nos llevaron al Barranco de los Cernícalos, en Telde, porque habían caído unas buenas lluvias y los barrancos estaban corriendo. En Canarias no tenemos ríos pero si cataratas provocadas por agua de lluvia que caen de los barrancos. El problema fue que, llegados a un punto, los troncos que otros caminantes habían colocado para facilitar el paso estaban movidos y yo preferí no arriesgarme a caerme al agua porque, lo reconozco, soy muy torpe y no me apetecía que se me mojase la cámara. El paseo fue más corto de lo que debería, pero estuvo muy bien, valió la pena!

Navidad 2012 XV
Los exploradores nada más empezar

Entre medias, fuimos también a cenar a mi japonés favorito (Kyoto) y a probar los famosos perritos calientes de Salinetas, que no llenan tanto y acabamos terminando de cenar en una pastelería por ahí cerca. M se volvió al frío norte y yo pasé el resto de mi Navidad leyendo 50 Sombras de Grey - pérdida total de tiempo - en la playa y jugando con Lolo.

Muchas gracias (de nuevo) a todos los que nos ayudaron, nos llevaron, nos trajeron, nos guíaron, se ofrecieron a hacer trayectos al aeropuerto y perdieron unas cuantas horas con nosotros, que yo ya casi también soy guiri en la isla. Aún así, a M le faltó por probar el gofio y la ropa vieja. Prepárense, que en un par de meses volvemos :)