sábado, 25 de agosto de 2012

Estambul


Finales de Febrero de 2012. Mientras en UK hizo bastante buen tiempo para la época, nosotros nos morimos de frío en Turquía. La ideaca fue mía, como cuando fuimos un canadiense y yo a Venecia en Enero y nos vimos comiendo gelatto con agua hasta las rodillas :D hasta nos nevó de camino al aeropuerto!

Quitando que el encuentro con Vidina fue un poco desastre (a pesar de lo fácil que parecía arreglar un punto de encuentro con ella....a priori!) el resto del viaje no salió tan mal. Nos echamos unas buenas risas a costa de nuestro cutre "hotel", con cañerías apestosas, bombillas azules en mitad de la habitación y sábanas de dudosa limpieza. El taxista de Vidina dijo algo así como que le olía que el hotel era ilegal...al menos era muy barato y estaba muy bien localizado, en Sultanahmet. Sacamos piernas subiendo y bajando la "cuestita" a la calle principal, jaja.

En general, Estambul es bastante accesible. Esperaba algo lleno de zocos como Marruecos, pero no, es una ciudad moderna, con un tranvía muy práctico que nos vino muy bien para ir a casi cualquier lado. Cruzando a la parte norte hay también metro y un funicular que une el puerto con la plaza Taksim, que es la zona de marcha, donde los bares ponen flamenco turco. Me dieron ganas de pedirle al DJ de uno de los bares que me grabase un CD! es flipante caminar por esa zona. Tiene muchísima vida y, aunque se supone que las calles son peatonales, los taxis esquivan a la gente (?!). Para completar el choque cultural, nuestra segunda noche fuera acabamos en una fiesta de carnaval griega en una discoteca. Recuerdo trocitos sueltos, incluyendo nuestra carrera para no perder el último metro, pero fue una noche demasiado bizarra, o no? ;)

Como en Marruecos, me daban ganas de comérmelo todo y comprármelo todo! el Grand Bazaar no es un buen sitio para gente caprichosa como yo! cierta persona se puso morada a Turkish Delights (que no son como el dulce ese empaquetado que se vende en UK, famoso por los libros de Narnia) y baklavas. También hicimos la ruta guiri, por supuesto. Vimos la Mezquita Azul y Hagia Sophia, flipantes ambas. El último día, bajo la lluvia, vimos el Topkapi Palace. Cruzamos el Bósforo en uno de sus ferrys-taxis para tomarnos un café turco en la parte asiática con nuestro guía turco de Southampton, que casualmente también estaba en Estambul, y descubrimos una torre en mitad del canal, la Maiden Tower. La historia es preciosa!

Istanbul II

Istanbul III

Istanbul XII

De casualidad también encontramos un museo de la fotografía que llevaba muy poco abierto. A pesar de que todos los carteles están en turco, la chica que nos atendió estuvo estudiando en UK, como no, y nos contó cosillas. Vale la pena visitarlo si lo encuentran, el nivel era bastante bueno. 

Bebimos té turco, normal y de manzana, y Vidina y yo nos fuimos a pasar una tarde a un Hamam, que fue algo que no me dió tiempo de hacer en Marruecos. Menuda experiencia! entrar a la sala de baños fue un poco chocante, pero después de un rato te acostumbras. Y no duden en pagar por el masaje. Como me encantaría volver, ais...

Istanbul XI

Resumiendo, Estambul es una ciudad muy animada donde vale la pena perderse. Si no fuera porque tengo el principio de no repetir ciudad volvería encantada. Es barata, el visado es on arrival pagando £10, creo que fue, y no da muchas complicaciones. Turkish Airlines es una aerolínea bastante respetable con la que volar (aunque no me han dado los puntos) y los turcos son más modernos de lo que parecen de primeras en "Occidente". Es un país secular, de mayoría musulmana, donde no todas las mujeres llevan velo y se oye la llamada al rezo al alba. Lo único que piden es un poco de decencia al entrar en los templos, igual que en otros sitios (y si ellos no la piden, lo pido yo: no entren en un templo en camisetas de tiras y pantalón corto, por favor). Totalmente recomendado si no saben adónde ir de vacaciones! lo nuestro fueron sólo 4 días, pero intensos!

Más fotos en mi set de Flickr de Estambul.

viernes, 24 de agosto de 2012

Familia (II)

Mi trabajo no es gratis. Eso lo sabe bien mi empresa, que recientemente me ha subido el sueldo "la inflación", pero eso se aplica a todos los ámbitos de mi vida. No es gratis lo que escribo en el blog, por mucho que no esté lleno de simbolitos de copyright y, ni mucho menos, lo son mis fotos. 

De acuerdo a mis principios cometo la quizás insensatez de licenciar todo con Creative Commons, desde mi Proyecto de Fin de Carrera (aunque creo que la ULPGC se ha pasado esto por el forro) hasta este blog. Mi licencia dice que todo mi trabajo puede ser usado tal cual (como usa Visit Britain mis fotos para promocionar Manchester) o para obras derivadas (como este marcapáginas tan bonito que se curró Laura Álvarez con una de mis fotos de Camboya) siempre y cuando se haga sin ánimo de lucro y mencionándome.

Este es el punto clave: la mención. De verdad cuesta tanto poner mi nombre en un pie de foto si usas una foto mía? mi experiencia me dice que no. He visto fotos mías en blogs y periódicos digitales y a nadie le ha costado lo más mínimo, hasta algunas personas me han pedido permiso para usarlas (como por ejemplo Mortiziia) y hoygan, nadie se ha herniado por hacerlo. Es hasta bonito ver el reconocimiento a mi trabajo, aunque no cobre por él.

Pero recuerdan aquel primo del que les hablé allá por 2010? aquella persona maravillosa que me insultó públicamente en mi muro de Facebook? ha vuelto a atacar, esta vez usando una foto mía para un montaje sin permiso, sin mención ni hostias. Cuando le dije que, por favor, cumpliese con los términos de la licencia, respondió con más insultos y, en esencia, diciendo que no le daba la gana mencionarme porque no sabía ni que la foto era mía. Al final, después de una discusión no muy agradable (por qué demonios tengo que disculparme por pedir que se respete mi trabajo?!) ha acabado borrándola. Facebook respondió bastante rápido cuando reporté la brecha en MIS derechos de autor, pero desgraciadamente ya había borrado la foto. Qué pena que no tardó un poco más, me hubiese gustado ver como le bloqueaban el perfil. 

No entiendo la amargura y el orgullo de ciertas personas. Tanto costaba decir "Oye, no lo sabía" y zanjar la cuestión? no, es que es "familia" y puede hacer lo que le salga de la punta del nabo. Pues a mí no me da la gana. Desde aquí quiero que conste que prohíbo a esta persona volver a tocar una foto mía. Y atrévete a volver a insultarme, Don Nadie, a ver qué te has creído. Nosotros ya no somos ni familia ni nada.

miércoles, 15 de agosto de 2012

Helados

Otra diferencia entre el verano inglés y el español son los helados. Olvídense de encontrar heladerías como las españolas, con ochocientos sabores de helado, diferentes tamaños de cucuruchos y vasitos para elegir... que las hay, pero no son muy comunes. Lo normal aquí (y que se encontrarán en casi cualquier ciudad de este país a la que vayan) son las ice-cream vans. Se pasean por parques y zonas donde suele haber niños haciendo sonar una musiquita y venden desde polos ya fabricados al helado en cucurucho que te sirven ellos ahí mismo: el "99", que no deja de ser un helado de nata en cucurucho como los del McD con un palito de chocolate, supuestamente Cadbury.

Las ice-cream vans son motivo de coña en mi vida. La musiquita que usan para atraer a los niños y avisar de su presencia está regulada por un código de contaminación acústica y, hace no mucho, Defra organizó una consulta popular para actualizar el código. Aparte, bueno, de su asociación con pedofilia o venta de drogas, ya se pueden imaginar. Muchas bromitas salieron durante mi máster sobre ellas....

Así que se habrán dado cuenta de que, cuando vi esta escena, no pude evitar pulsar el disparador. Un grupo de hombres hechos y derechos comprando heladitos en una furgoneta en un día que parecía que iba a llover. Tan inglés todo...

Southampton XII

viernes, 10 de agosto de 2012

El gimnasio, de nuevo

Ayer era el último día del torturador del gimnasio, así que me actualizó el programa antes de irse. Me ha puesto un programa digno de una tortura china, no apto para una persona como yo que se distrae enseguida y se pone a pensar en las musarañas y en lo que va a cenar cuando llegue a casa, pero como él se pira, le da igual! tengo ejercicios para pasar más de una hora en el gimnasio cuando mi límite de atención es de 40 minutos "y me voy a la piscina".

Lo único bueno que saqué de la revisión es que en un mes he perdido dos kilos :) Yo sé que no es ná, y que si comiera menos chocolate-galletas-papas fritas-refrescos hubiese bajado más - como muy bien mencionó el torturador - pero bueno, que tampoco es plan de sufrir más de la cuenta. Yo ya decía que me notaba más ligera y que los dos pares de pantalones vaqueros que me compré en Las Palmas en mayo me quedaban un poco grandes. Hasta he tenido que comprarme un cinturón y todo! Pensaba que esta bajada de volumen estaba causada simplemente porque llevo unos 20 días sin tomar leche. Ya veo que no es el único motivo aunque creo definitivamente ha ayudado.

Y aprovechando que llevamos un par de días con sol, me he ido a comer al parque, me he columpiado y me he tomado un helado de postre. El verano inglés no da para mucho más, pero se agradecen días así.

Photobucket

A ver si aguanta hasta el lunes!

sábado, 4 de agosto de 2012

Daft Punk - Technologic


El vídeo no es gran cosa, da hasta un poco de miedo con ese robot estilo Chucky, pero me ha gustado la letra. Muchas de las cosas que decimos en nuestro día a día están resumidas aquí!

Buy it, use it, break it, fix it,
Trash it, change it, mail - upgrade it,
Charge it, point it, zoom it, press it,
Snap it, work it, quick - erase it,
Write it, cut it, paste it, save it,
Load it, check it, quick - rewrite it,
Plug it, play it, burn it, rip it,
Drag and drop it, zip - unzip it,
Lock it, fill it, call it, find it,
View it, code it, jam - unlock it,
Surf it, scroll it, pause it, click it,
Cross it, crack it, switch - update it,
Name it, rate it, tune it, print it,
Scan it, send it, fax - rename it,
Touch it, bring it, Pay it, watch it,
Turn it, leave it, start - format it.