martes, 13 de noviembre de 2012

(London)Derry

Una de las cosas que me gusta de mi trabajo son los viajes. No son internacionales, como los del Vacaburro, pero sí me permiten ver rincones de la geografía británica que siempre digo que tengo que ver y nunca tengo tiempo. (London)Derry es uno de ellos. Antes de marcharme de Irlanda pensé en hacer un pequeño viaje que incluyera Sligo, Donegal y Derry, pero el transporte público en esa zona del país era tan malo que desistí. En marzo uno de mis clientes me mandó a hacer mediciones a Belfast....me las liquidé en una hora, no sabía dónde más medir, así que me cogí un taxi al hotel, recogí mi cámara y me quité el polo del trabajo, el taxi me dejó en la estación de guaguas de Belfast - con policía haciendo revisiones aleatorias a coches y taxis incluída - y, dos horas y poco más tarde, estaba en Derry.


Derry ha sido elegida como la ciudad de la cultura del año que viene, continuando con el tema del último post de Pelocha. Es una ciudad amurallada, con cositas para ver....pero no para pasar un día entero. Es bastante compacta. Empezando desde la estación se puede caminar hacia una de las múltiples entradas de la muralla, subir cuesta arriba las callejuelas hasta llegar al centro y pensar cómo podía haber sido esa ciudad en la época en la que fue diseñada. 


Sin embargo, la parte de Derry que yo quería ver era Bogside, bajando por la parte norte de la muralla. Es el equivalente a Shankill y Falls Road en Belfast, sólo que menos lúgubre y sin (tanto) alambre de espino. Hay murales en las paredes de los edificios, la gran mayoría de ellos recordando la opresión del enemigo británico y la parte que tomó Derry durante los Troubles, con su Bloody Sunday entre otras cosas. Hay un memorial a la huelga de hambre que llevaron a cabo varios miembros del IRA mientras en prisión, entre ellos Bobby Sands, que pone un poco los pelos de punta. Sobre ello está basada la película Hunger que Lovefilm me mandó hace un par de semanas.



 

Ya saben que yo soy una negada para la historia y los Troubles es un período que, aunque me interesa y he estado cerca de él, no termino de entender. Como persona que ha vivido en la República de Irlanda y "en el enemigo", para mí ver ese memorial, con textos en irlandés e inglés, me dió bastante pena. No tanta como cuando visité la prisión en Dublín, eso sí.

En general, Derry me pareció triste pero no tanto como Belfast. Más que sea se han preocupado en mantenerla bonita y atractiva para los visitantes. Tiene muchos centros comerciales, un paseo marítimo y creo que ganas de vivir en paz sin olvidar su pasado. No sé hasta qué punto han conseguido la libertad de la que presumen en el Free Derry corner, sinceramente. 

Así que después de unas horas en Derry, me volví a Belfast con 6 latas de Smithwicks en la mochila, más feliz que unas castañuelas, y de vuelta "al enemigo" al día siguiente. Hasta la próxima vez que mis pasos me vuelvan a llevar por esa isla a la que a veces echo un poco de menos.


Más fotos sobre Derry en mi set de Flickr sobre la vida (mi vida) en el Reino Unido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!