viernes, 10 de agosto de 2012

El gimnasio, de nuevo

Ayer era el último día del torturador del gimnasio, así que me actualizó el programa antes de irse. Me ha puesto un programa digno de una tortura china, no apto para una persona como yo que se distrae enseguida y se pone a pensar en las musarañas y en lo que va a cenar cuando llegue a casa, pero como él se pira, le da igual! tengo ejercicios para pasar más de una hora en el gimnasio cuando mi límite de atención es de 40 minutos "y me voy a la piscina".

Lo único bueno que saqué de la revisión es que en un mes he perdido dos kilos :) Yo sé que no es ná, y que si comiera menos chocolate-galletas-papas fritas-refrescos hubiese bajado más - como muy bien mencionó el torturador - pero bueno, que tampoco es plan de sufrir más de la cuenta. Yo ya decía que me notaba más ligera y que los dos pares de pantalones vaqueros que me compré en Las Palmas en mayo me quedaban un poco grandes. Hasta he tenido que comprarme un cinturón y todo! Pensaba que esta bajada de volumen estaba causada simplemente porque llevo unos 20 días sin tomar leche. Ya veo que no es el único motivo aunque creo definitivamente ha ayudado.

Y aprovechando que llevamos un par de días con sol, me he ido a comer al parque, me he columpiado y me he tomado un helado de postre. El verano inglés no da para mucho más, pero se agradecen días así.

Photobucket

A ver si aguanta hasta el lunes!

5 comentarios:

  1. Dos kg sin privarte de pecados varios tipo patatas fritas y chocolate está muy pero que muy bien ;)

    ResponderEliminar
  2. Poligonera6:03 p. m.

    Lo de la leche es por algo en concreto?? O_o

    ResponderEliminar
  3. (Ay, ahora saltara mi madre y dira que que hago llevando bailarinas con calcetines)

    La leche me sentaba mal. Me notaba super cansada e hinchada, me crujian las tripas y me quitaba las ganas de comer. Ahora, no se si es cosa de la leche inglesa o de la leche en general. En Espanya se trata de manera distinta que aqui.

    ResponderEliminar
  4. Dale caña Reena, se le termina cogiendo el ritmo al gimnasio. Yo hasta voy a correr sin música -eso sí que es una tortura al principio-. Ya luego es rutina y verás que con el tiempo te dará remordimiento dejar de entrenar e incluso te lo pide el cuerpo. A su tiempo.

    JR

    ResponderEliminar
  5. Correr no, que me chafa la rodilla :S

    ResponderEliminar

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!