domingo, 31 de julio de 2011

Religiosidad

De casualidad pillé a este señor posando para la foto...

Jesus is staring

Exposición: 0.001 sec (1/1600)
Apertura: f/2.8
Lente: 50 mm
ISO: 200

Rosarios

Exposición: 1/4000 sec
Apertura: f/1.8
Lente: 50 mm
ISO: 200

Estas fotos fueron sacadas en Teror, Gran Canaria, el 5 de Junio. A ver si consigo ponerme al día con las fotos poco a poco...también tengo recién subidas una de una montaña de quesos que me da hambre cada vez que la miro y unas poquitas que saqué en Southampton un día de paseo.

Feliz último día de Julio a todos!

viernes, 29 de julio de 2011

Goldfrapp - Strict machine

No soy fan de Goldfrapp (como la niña de Hard Candy), pero esta canción me tiene loca.



When you send me a pulse
Feel a wave of new love
Through me
I'm dressed in white noise
You know just what I want
So please

lunes, 25 de julio de 2011

Los peligros de decir todo lo que se te pasa por la cabeza en Facebook/Twitter y derivados

Como consecuencia de tener tantas redes sociales al alcance de la mano y que prácticamente hasta un mono sepa usarlas ha llegado el siguiente paso, que es integrarlas tanto tanto en los móviles que si antes sacabas una foto chorra con el móvil para enseñársela a tus amigos ahora esa foto chorra va a Facebook y la van a ver tus 300 ó 500 "amigos" con el comentario ingenioso de turno.

Vale, las redes sociales nos han dado una cercanía que antes ni podíamos soñar. Podemos anunciar en Twitter que hay un atasco en la M25 por un accidente, algo práctico, o que un aeropuerto está saturado por nieve o huelga de controladores aéreos. Uno de los motivos por los que no tengo Twitter ni lo quiero es que he visto muchos ejemplos de gente que solo lo usa para decir "me voy a dormir", "estoy comiendo macarrones", "acabo de salir de trabajar" y a la que sólo les falta contar sus rutinas intestinales. Hasta que punto de absurdo hemos llegado? de verdad hace falta contar cada mísera cosa que haces durante el día, sacarle fotos a las fish cakes congeladas que compras en el Asda después de pasarlas por el horno y ponerle al lado una cutre ensalada o pasarte un concierto entero sacando fotos con tu iPhone para luego crear en Facebook un álbum con fotos desenfocadas? de verdad vale la pena, aporta algo, te hace ser más feliz o estar más conectado a tus amigos de verdad?

NO.

Y algunos me dirán ahora que yo también posteo bastante en Facebook, pero si se fijan cada vez menos y cada vez cuento menos cosas. Ya casi solo lo uso para comentar en cosas de otra gente, postear noticias o música o para decir que me he ido a Londres o que ya he vuelto a Southampton. Que sí, también posteo la rabieta ocasional, pero me ven poniendo fotos de los sandwiches que me llevo al trabajo o escribiendo la más mínima tontería que se me pasa por la cabeza? pues no, y no creo que nadie deba utilizar una red social así.

Este post se lo dedico a una persona que hoy ha publicado en su Facebook una foto de una coche matrícula "GAY" con un comentario que a mí me ha parecido algo homófobo ("coche barato de segunda mano? seguro que no pago mucho por él con esa matrícula"). Al pedirle que se explicara - antes de insultarle, noten que le di una oportunidad antes de saltarle a la yugular - me ha dicho que nadie querría comprar un coche con esa matrícula. Lo siento, pero me temo que no todo el mundo se avergüenza de ser gay y si te toca una matrícula con esa combinación de letras tampoco deberías hacer una montaña de un grano de arena, no dejan de ser tres letras aleatorias. Aparte, se te olvidó considerar que en UK puedes comprar placas de matrícula con la combinación de letras que tu quieras y no son precisamente baratas. Tu comentario me pareció homófobo, fuera de lugar y digno de una niña de cinco años en el patio de un colegio. Son cosas que se piensan y no se publican y mucho menos después de haber vivido tantos años en UK con su corrección política y sus políticas antidiscriminación.

El verdadero peligro de decir las cosas que se piensan en una red social es que puedes descubrir que la gente con la que te "ajuntas" tiene en la cabeza más aire que una bolsa de papas fritas. Es mejor olérselo y nunca llegar a confirmarlo.

Y no soy la única que piensa así. Estamos perdiendo el norte.

domingo, 24 de julio de 2011

Asentamiento? qué es eso?

Últimamente escribo tan poco que ya cuando escribo "bl" en mi navegador no me sale Blogger, sino la página de BlueStar, las guaguas de Southampton. Es una de las consecuencias de dejarte llevar por la vorágine del día a día, de viajar por trabajo o de trabajar horas extras sin darte cuenta de que la cantidad de horas que estás haciendo supera ligeramente las que están en tu contrato, aunque no es nada malo si el trabajo que estás haciendo te parece gratificante y lo disfrutas, como es mi caso.

Ya llevo más de un mes en Southampton y se me pasó la fecha. Los jefes me preguntan mucho qué tal me voy asentando, si estoy contenta, si el trabajo me gusta y demás. Uno de ellos empezó la conversación el viernes diciendo "cuánto llevas ya aquí? dos, tres meses?". Mmm....un mesesito nada más, aunque parezcan unos cuantos ya. Las responsabilidades van subiendo y yo quiero que siga así, aún tengo momentos de decir "no tengo absolutamente nada que hacer" y quiero que sean menos de aquí a Septiembre. Estoy tan cómoda que hace una semana recibí una llamada para un puesto en Las Palmas y dije que no, casi sin pensármelo. Soy consciente de que más que sea tenía que haber escuchado al señor y que probablemente no se me vuelva a presentar una oportunidad así de volver a Canarias...pero lo siento, estoy aprendiendo muchísimo aquí y no creo que me vayan a ofrecer las mismas posibilidades que tengo en BV. Sería tonta volviéndome a casa ahora.

La semana pasada la pasé en Aberdeen con la excusa de hacer un curso en la normativa de Ruido Laboral (quiero mi certificado! :D) y pude escaparme a Dundee. Organizamos una quedada de "espaniards" con gente que vino desde Edimburgo y Glasgow, qué pequeño honor! Visitamos "un volcán", el puerto de Dundee con su playa, un par de pubs, un buffet chino y comimos mega helados. Gracias a Megabus por hacerlo posible! los precios de los trenes estaban por las nubes. Lo mejor de la quedada fue conocer a la pequeña Hispanofilipinaescocesa Sofía Isabel, a sus padres y a "Rita", que ya intentamos quedar en Edimburgo hace un par de años cuando fui por el Euronoise y fue un desastre. Y al resto de españoles también, claro, pero iba con ganas de conocer a estos en concreto, no se me ofendan!

Tengo mil fotos por procesar. Me encontré fotos de mis últimos días en Canarias en la cámara, así que supongo que no me queda otra que empezar por esas. Después Southampton, Salisbury - Stonehenge, algunas de Aylesford sacadas mientras trabajaba, Romsey, Dundee y Aberdeen. En parte el retraso se debe a que aún me estoy asentando en mi cuarto. Tuve que mudarme al cuarto de abajo cuando llegué a la casa y luego cambiarme al cuarto de arriba. Tengo un escritorio lleno de cosas mientras espero a que mi casero me ponga unas estanterías y no tengo silla, así que no puedo sentarme tranquilamente a procesar fotos. Necesito usar un ratón para ello y en la cama no es muy preciso que digamos.

Mientras tanto sigo sacando la cámara de paseo y acumulando fotos a la espera de sacar tiempo para ir a comprarme una silla, pero teniendo en cuenta que aún ni siquiera me he registrado en el GP pues no lo veo claro. Esta semana trabajo un día en Londres y otro en Birmingham, donde me tocará hacer noche antes de volver a Southampton. La semana siguiente viene el caballero de visita, con excursión a Londres incluída, y entre medias tengo un marrón que me han cargado (y que estaban tardando en encasquetarme), reuniones, correcciones de reportes, trabajo de campo, mediciones y unas cuantas horitas en trenes.

Alguna recomendación de lectura para los viajes que no sea el BS-8233, por favor? :)

miércoles, 13 de julio de 2011

Pequeños pasitos

Desde que empecé este trabajo he roto unas cuantas barreras que tenía. No barreras reales pero sí esas cosas que te dan miedo y prefieres no hacer por no salirte de tu 'comfort zone'. Son momentos incómodos, de dar un paso hacia atrás y tener ganas de decir 'no mira, que hoy creo que paso' pero no queda otra que enfrentarse a ellos porque al final no pasa nada.

Llevo unas 300 millas de carretera conducidas en un mes. La última vez tenía que hacer casi dos horas de camino a la ida para montar equipo, otras dos a la vuelta y repetir el trayecto dos días más tarde para recoger el equipo y hacer unas medidas. Vale, reconozco que la autopista se me hace pesada y tenía que hacer unas dos paradas en cada recorrido, pero ya el último día me atrevía a adelantar a algún camión que otro. Aparte, me he dado cuenta de bastantes diferencias en la manera de conducir en España (motivos por los cuales llevo unos cuantos años sin coger un coche) y UK, aunque ahora me he pasado al automático por los motivos obvios de no saber controlar un embrague después de tanto tiempo jeje. Para la próxima me llevaré CDs o un cable para conectar el iPod al coche y no mascarme tanto con las maravillas musicales de Radio 1.

La segunda es que hoy en Londres subí una escalera de mano bastante alta para subir a una azotea. Subí la última del grupo y sin mirar al suelo, una vez arriba fue cuando le dije a mi compañera 'es que tengo miedo a las alturas'. Se lo tomó muy seriamente, no me hizo bajar a recoger más equipo y cuando por fin nos marchamos bajé en medio, con alguien guiando mis pesadas botas de obra para no acabar en el suelo. En Singapur se burlaron de mí por no poder subir una escalera de mano para revisar el interior de un techo en una obra...aquí todo lo contrario. Con lo que yo despotrico de los londinenses!! y las vistas desde la azotea eran increíbles, hasta el administrador del edificio se puso a contarme batallitas!

La verdad es que estos dos últimos días que he pasado en Londres no han estado tan mal. Me he reído todo lo que he querido viendo a esa masa de gente enchaquetada corriendo a sus lugares de trabajo por la mañana o embutidos en trenes imposibles por la tarde. Me mosqueé por los cortes y retrasos de la Jubilee Line, con la misma salí de la estación para irme caminando a la oficina y a cambio casi me atropella una horda de bicicletas, que últimamente parece que hay más ciclistas que coches en Londres. Es alucinante.

He encontrado una cafetería muy mona de camino al trabajo, en Union Street, que tiene bagels con cream cheese y café barato. Un tesorito en medio de todos esos edificios de oficinas. Si no te fijas te la pasas de largo y es lo que más me gusta :D

Como recomendación si están en Londres y no hace mal tiempo dénse un paseo por el Victoria Embankment después de salir de trabajar escuchando a Patrick Wolf. O dénse un paseo en taxi de Southwark a Oxford Street, que a nosotras esta mañana nos llevaron por Buckingham Palace (con caballos esperando en fila y todo), el Parlamento, la Abadía de Westminster...no sabemos porqué nos dió esa ruta turística pero tampoco nos íbamos a quejar, pagaba la empresa! así cualquiera se reconcilia con la ciudad y no le parece tan feíta.

Y el viernes parto para Alba por una semanita!

jueves, 7 de julio de 2011

Ladies and gentlemen...Take That!

Pueden reírse de mí todo lo que quieran con este post, pero les recuerdo que tengo moderación de comentarios :D



El 30 de Junio cumplí uno de los sueños de mi vida, algo con lo que llevaba soñando durante los últimos 13 años de mi vida: tener a Take That a unas poquitas yardas* de mí. Si me hubieran dicho con 15 años que algún día los iba a ver en directo (y en Londres, ni más ni menos) no me lo hubiese creído.

Éramos una familia muy humilde en aquella época y yo lo más que me podía permitir era pagar las 300 pesetas que valía la Super Pop, porque aún no había ni euros. Mi cuarto estaba forrado con sus caras, era lo primero que veía cada mañana y lo último que veía cada noche antes de acostarme. Ahorré no sé ni cómo las 3200 pesetas que costaba el primer disco en solitario de Mark Owen en El Corte Inglés y aún conservo las cintas grabadas de los otros discos de Take That, incluyendo una caja con reliquias...aunque ya no tenga nada con que escucharlas!

En aquella época soñaba con terminar de estudiar y ver mundo, sobre todo Londres y Australia, no sé porqué. Los viajes en aquella época eran demasiado caros...y no sé cómo pero lo he hecho! tener a Take That delante mía me hizo recordar todo esto y darme cuenta (más si cabe) de la suerte que he tenido. Fue un pequeño reencuentro con la Reena de 15 años que ni sabía si quería ir a la universidad o no.

Mucho ha llovido desde entonces, mi familia ya no tiene nada que ver con la de aquella época, ni siquiera vivimos en el mismo sitio. La Súper Pop ya no se edita y la peseta hace bastante que murió....pero las canciones de Take That han seguido ahí todo este tiempo, como una constante. El día 30 hicieron un medley de sus canciones viejas, incluyendo a Mark Owen cantando Babe o a los cinco cantando Back for Good. Repasaron sus últimos discos y las canciones más famosas de Robbie Williams en solitario. Se curraron el montaje en el escenario, con gente haciendo formas con sus cuerpos en una pared de la que caía agua durante The Flood y un humano gigante que abría y cerraba los brazos.


Y luego la saturación en el metro para volver al centro era brutal. Iba caminando bajando la cuesta de Wembley y solo veía una masa de gente enfrente mía, de vez en cuando a algún policía a caballo (y cacas de caballo) y el caos masivo para entrar a los trenes. Pero sobreviví, llegué a Waterloo y cogí mi tren de vuelta. Al día siguiente me esperaban "4 horas" en la carretera pero el café lo arregla todo!



La entrada me costó más de lo que tenía pensado pagar...pero para eso está el dinero, no? para ir cumpliendo sueños :)

*Yarda=0.9 metros. De tanto oírselo al GPS ya se me ha pegado...

domingo, 3 de julio de 2011

Bankia

Hace tiempo les conté que tengo un ligero problema con los bancos, que allá donde voy acabo abriéndome más de una cuenta. He pasado por ochocientos bancos distintos, cada uno con sus cosas buenas y malas, pero creo haber llegado a un punto de organización decente. Mis cuentas en Irlanda y Singapur están más que cerradas, he abierto mi segunda cuenta en UK (no sin problemas, como tiene que ser) y llevo tiempo dándole vueltas a cerrar una de mis cuentas españolas. A la ocasión la pintan calva y se llama Bankia.

Las cajas se caracterizan por su obra social, por estar más al servicio de su clientela que de sus beneficios, y eso creo que ha sido la causa principal de que hoy en día hayan perdido competitividad. Entiendo que hayan tenido que unirse para poder seguir adelante, pero no entiendo porqué han perdido ese carácter social que han tenido siempre para pasar a ser bancos propiamente dichos. En UK también hay cajas de ahorros y de verdad que no me explico ese cambio para mal.

Esto ha hecho que, por ejemplo, mi amiga Dörte se haya quedado sin financión para sus regatas de vela latina en Fuerteventura. Eso significa que no tienen dinero para reparar el barco o para participar en competiciones de un deporte que es autóctono y que, se supone, La Caja de Canarias promocionaba con parte de su obra social. También ha supuesto un cambio en las condiciones de su cuenta joven, que es la parte que me afecta a mí. Yo firmé un contrato diciendo que no me iban a cobrar nada hasta los 28 años y el otro día recibí un maravilloso correo electrónico informándome de que ahora por esa Maestro birriosa me van a cobrar 17 euros al año a partir de los 26 años. Un cambio unilateral con el que no estoy de acuerdo. Les escribí diciéndoles que por favor aclarasen cuál es la edad correcta y me respondieron algo así como "este cambio ha sido aprobado por el Banco de España y te la mamas".

Pues no señores, no me voy a quedar callada. No se pueden hacer las cosas de esta manera, mandando un .pdf adjunto a un correo electrónico informando del cambio y ni dando esa clase de respuestas tan prepotentes a clientes antiguos. Aún espero la respuesta a la respuesta (les pregunté cómo puedo cerrar la cuenta sin tener que personarme en Las Palmas) aunque ya por Facebook Dioni me ha dicho que mi madre puede cerrarla con un poder notarial que le firmé hace unos años. Perfecto. Así será.

Lo gracioso y más indignante es que en su página web siguen anunciando que la tarjeta joven es gratuíta hasta los 28 años, por si alguien pica...flipante. Aunque no tanto como lo que van a meterse en los bolsillos los tres directivos mayoritarios de Bankia, eso sí que es para alucinar...pero no va a ser mi dinero, hasta ahí vamos a llegar!