martes, 26 de abril de 2011

Acústica para gente corriente (III)



Mañana se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido. Suena muy bonito y hay diversas actividades organizadas para este día, como la la Mesa Redonda sobre Vivienda y Ruido que organiza el COITT. A nivel nacional, la Sociedad Española de Acústica quiere organizar un minuto de silencio a las 12. Pero...¿sirve todo esto para algo?

Se define ruido como el sonido no deseado por el receptor y que le molesta para la recepción del sonido en el que está interesado. Se mete en las conversaciones o en nuestras actividades y nos impide concentrarnos, escuchar, ser entendidos, aprender... Todos hemos vivido los efectos del ruido y todos sabemos hasta que punto somos capaces de aguantar. A mayor nivel de ruido, más irritante resulta a un mayor porcentaje de personas y esto hace complicado regularlo. ¿A qué nivel puede conciliar el sueño la mayoría? ¿a qué valor es aceptable subir el volumen de la tele porque el tráfico de la calle no te deja oírla?

Existen diversos baremos que se utilizan, como los que sugiere la Organización Mundial de la Salud o las ordenanzas de ruido de las distintas comunidades autónomas, pero sigue existiendo el problema del efecto subjetivo. No todos somos iguales. Está demostrado que el ruido provoca:

  • Pérdida de audición, esta es obvia
  • Irritación
  • Cambios en el ritmo cardíaco
  • Dificultad para el aprendizaje en niños
  • Posible acentuación de problemas mentales
  • A niveles muy altos, frecuencias muy bajas o durante mucho tiempo: problemas respiratorios y hormonales

Para evitar estos problemas tenemos varios opciones:

  • Limitar el ruido en la fuente, es decir, bajar la música, dejar de gritar, no poner la lavadora por la noche...la opción más barata!
  • Aislar la fuente usando aislamiento acústico, paredes más gordas, dobles ventanas, sellos en las puertas o monturas anti-vibración...pero no cartones de huevos, es una leyenda urbana que ya se ha demostrado que NO funciona!
  • Aumentar el ruido en el receptor. Aparte de subir el volumen del iPod, existen sistemas de enmascaramiento basados en ruido blanco, muy usados en bancos y oficinas.

Existen muchos tipos de ruido distintos y para aislar cada uno habrá que aplicar técnicas distintas, está claro. El ruido también se propaga por la más minima grieta que haya en la pared, agujerito alrededor de los cables eléctricos, los quicios de las puertas o de las ventanas que no cierran bien y hace vibrar las paredes. Como ven, no es fácil de controlar. Por ello, parte del control de calidad de las construcciones debería incluir inspecciones acústicas para detectar, desde el principio, cualquier mínimo agujero para taparlo a tiempo con un poco de lana de roca o para ajustar bien los sellos de las puertas...porque una vez terminado el edificio encontrar ese escape de sonido puede ser como encontrar una aguja en un pajar. Los consultores acústicos somos importantes y en época de crisis hay cosas en las que no se debería escatimar.

Pero...¿y qué pasa cuando el daño ya está hecho y vivimos en un piso en el que no podemos dormir porque el bar que tenemos debajo hace más ruido del que debería? pues ese bar debería tener (en el mundo ideal) un limitador acústico instalado para evitar que genere más ruido del que debería. También debería respetar su horario de cierre y se debería evitar la concentración de bares en áreas residenciales, pero como todos sabemos que esto no se cumple (Guanarteme y Vegueta, sin irme muy lejos), el arquitecto debería haberlo previsto y haber mejorado el aislamiento de sus suelos y techos para evitar la propagación del ruido hacia las viviendas, así como entre dichas viviendas y las zonas comunes.

Cuando un vecino o conjuntos de vecinos no pueden dormir se puede llamar a la policía local para que vayan con un sonómetro y decidan lo que hacer. No sé como de competentes son y si saben usarlo bien, pero se supone que si superan los niveles establecidos en la ordenanza pueden declarar el precinto del local y multa para el dueño. Hay otras vías como ir directamente al ayuntamiento o al juzgado más cercano y dependiendo de la valoración se puede considerar delito de lesiones y haber pena de prisión. Siguiendo con casos cercanos, les recuerdo los problemas que han habido en los últimos años con los carnavales de Las Palmas de Gran Canaria y de Santa Cruz de Tenerife o esta noticia que salió ayer en El País, en el que un ayuntamiento ha sido condenado por pasividad ante un problema de ruidos.

Es un asunto serio y poco a poco se van dando pasitos para que todos vivamos más cómodos. Al haber estado fuera tampoco sé qué tal ha sido el cumplimiento del nuevo Código Técnico de Edificación, que se aprobó en 2008, ni si los constructores se están tomando en serio lo de contratar a alguien para que hagan medidas acústicas en las viviendas antes de que se mude la gente y sufran sus chapuzas.

Sea lo que sea esperemos que el día no se quede en algo anecdótico, sino que sirva para concienciar de verdad de que el ruido nos afecta a todos. Desde mi humilde rincón les animo a que hagan todos propósito de enmienda y hablen más bajito, no pongan la música a todo trapo (que aparte de molestar a los demás, a la larga causa tinitus) y, sobre todo, no usen taladros a la hora de la siesta, como hacen mis vecinos islandeses! si no saben qué más hacer pueden echarle un vistazo a esta lista que he encontrado con muy buenas ideas.

He intentado no abusar de la jerga, pero si algún concepto les patina pueden echarle un vistazo a las anteriores entregas o usar los comentarios:

Acústica para gente corriente (I)
Acústica para gente corriente (II)

Algunos de los datos que he usado para escribir este post los he sacado del primer capítulo de mi tesis del máster. Si alguien quiere más información sobre la bibliografía que pregunte, que si aún tengo los artículos que usé le puedo hacer llegar una copia encantada.

6 comentarios:

  1. Anónimo11:52 p. m.

    Yo siempre he creído que los cartones de huevos (pintados con pintura metalizada), era para cargarse la reverberación (el eco)... no para aislar.

    Vamos, para hacerse una anecoica barata

    ResponderEliminar
  2. Anónimo, estás confundiendo términos en tu comentario. "Cargarse la reverberación" se llama aislar, que es lo que se hace en las cámaras anecoicas. Para esto tienes que usar materiales absorbentes y porosos para "atrapar el sonido".

    La pintura metalizada actúa como superficie reflectante, haciendo que aumenten los ecos en la habitación. Es como poner una ventana, por ejemplo, aunque el efecto no sería tan radical. Te aconsejo que leas los anteriores posts de esta serie (en el segundo hay un vídeo que explica como funcionan las cámaras anecoicas) y los dos artículos sobre las hueveras a los que enlazo más arriba.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Aorijia8:59 a. m.

    Muy interesante el post, y los anteriores también.

    Precisamente en España los ing. acústicos deberíais estar cargaditos de curro... Aunque quizás es precisamente que no tengáis curro tan fácilmente lo que explica la penosa situación de contaminación acústica enloquecedora del país.

    Menos mal que yo soy de un pueblo pequeño. Cada vez que voy a Madrid regreso de los nervios.

    ResponderEliminar
  4. Muy de acuerdo con el último comentario. Siempre he sufrido de ruidos externos y me decían que era yo que no aguantaba nada... Y ahora resulta que tenía razón en quejarme.
    Los ingenieros acústicos tenéis un potencial enorme en España. Por cierto, ¿no te has planteado ofrecerte como auditora a ayuntamientos y empresas? Qué tal una campaña digital para dar a conocer el problema (y tus soluciones jeje)
    Saludos y enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
  5. Mister Gasman, jeje, me has leido el pensamiento. La pena es que en España el que se queja del ruido es un amargado y un aguafiestas, pero nadie ha dicho que el derecho a hacer ruido exista! cuando hay una persona que no puede dormir ya existe un problema y nadie deberia juzgar a esa persona por quejarse.

    Gracias por pasarte!

    ResponderEliminar
  6. No sabes como te entiendo Reena. A mi me salvaron dos cosas; una San Tapón (para los oidos) y la otra que vivo en Italia (con todos sus defectos, ése no lo tiene, aquí se descansa).

    Lo dicho, adelante con tu saber que los tiempos están cambiando... tb en España I guess.

    ResponderEliminar

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!