domingo, 26 de diciembre de 2010

Camboya I - Siem Reap

En cuanto me dí cuenta de que ya no tenía que volver a la oficina y que había entrado en modo "vacaciones indefinidas" miré billetes para hacer un viaje sin prisa antes de volver a España. Los países elegidos fueron Camboya+Tailandia, 3 días en cada país, que parece poco pero a mí me da de sobra, acostumbrada a viajar en fines de semana.

Madrugón en Singapur para aterrizar unas horas más tarde en el moderno aeropuerto de Siem Reap, norte de Camboya. Ahí tuve que lidiar con el visado, que me enteré tarde de que lo necesitaba y no lo pude procesar online (tarda 3 días hábiles). Pagué, les dí la foto y salí del aeropuerto hacia mi tuk tuk, enviado por el albergue para recogerme. Por recomendación me quedé los dos días que pasé en Siem Reap en el Babel Guesthouse, que está llevado por un español y un italiano muy simpático. Los dos chicos camboyanos que trabajan ahí se lo curran mucho y la comida está muy rica, hasta pude comerme un tomate sin que me rompiera el estomágo :)

El primer día en Siem Reap vi la "ciudad". Hoteles de lujo con piscina, chabolas, niños sin zapatos jugando en el río sucio, turistas por todos lados, calles sin aceras y polvo rojizo, mucho polvo que se te pega en las sandalias y en la ropa. En el mercado nocturno, mientras probé el masaje en una piscina con pececitos que te muerden los pies tomándome una Angkor, conocí a una pareja húngara que llevaba un año viviendo en Camboya con sus dos hijas, trabajando para una ONG.

Siem Reap VII

Siem Reap IV

Mi tuktukero se ofreció a acercarme al parque arqueológico de Angkor para comprar mi entrada para el día siguiente "y ver el atardecer". Si compras la entrada sobre las 5 de la tarde para ver los templos al día siguiente, te da derecho a subir a la montaña o a sentarte enfrente de Angkor Wat a ver la puesta de sol, pero hay muchísima gente, mucho turista maleducado que se cree con derecho a pisotear al resto (una pareja de británicos me empujaron y me gritaron por haberles adelantado unos metros antes, sin sentido) y cuando yo fui encima estaba nublado, así que no valía la pena el tute.

Los días empiezan muy temprano en Camboya. El parque arqueológico creo que abre sobre las 5 de la mañana y se aconseja que llegues para ver la salida del sol y evitar el calor, pero yo salí sobre las 8 de la mañana embadurnada en repelente de mosquitos (hay malaria en la zona) y el calor no empezó hasta las 11 o así.

Una vez dentro del parque y de camino a los templos también pueden visitar el museo de las minas antipersonas, que queda de camino. Camboya es el país más minado del mundo. Saben que la historia no es lo mío pero me quedé con la idea de que muchas de las minas que pueblan el país (no sólo enterradas, sino también en los árboles o en el suelo) fueron soltadas por Estados Unidos durante la guerra de Vietnam, porque un pequeño grupo de camboyanos escamoteaban armas a los vietnamitas. Después vino el régimen de Pol Pot y las matanzas, de las que les hablaré en la segunda parte de este post.

Este museo está llevado por un antiguo niño soldado, Aki Ra, que es experto en desactivación de minas, con ayuda de una ONG. Todo el dinero que recibe en entradas va para financiar el museo y la casa y la escuela que tiene detrás, para niños víctimas de las minas. Ha recibido premios y reconocimientos a nivel internacional por su labor.

Siem Reap X

El museo tiene una imitación de un campo de minas que pone los pelos de punta y salas llenas de minas y misiles desactivados. Da mucho yuyu pensar que una cosita de esas pueda explotar y hacerte volar por los aires...porque no todas las zonas de minas están señalizadas. Lonely Planet aconseja no salirse de los caminos marcados si te da por explorar los campos de Camboya y da sitios a los que acudir si hay algún accidente relacionado con minas. Conviene tener esto en cuenta.

Siem Reap XI
Busca la mina...

Otro highlight de este pequeño museo es que el señor tiene expuestas todas las minas y UXOs que ha desactivado en urnas y casetas. Es impresionante. Y luego le dan el premio Nobel de la Paz a Obama!

Y después del museo mi tuktukero comenzó el recorrido por los templos. Vi tropecientos, me dolían todas las articulaciones de tanto subir y bajar escalones, porque tengo que recordarles que los templos no están enteros, son ruinas! el terreno no suele ser uniforme y los escalones cuestan mucho de subir de lo empinados que están...y yo sufrí para bajarlos, que miedo pasé! Así a ojo creo recordar que vi Banteay Srey, que es el templo más lejano y que a mí me pareció más bonito, Pre Rup, Ta Prohm, Bayon y Angkor Wat. Imposible recordar si me olvido alguno ya que ni me enteraba de los nombres de los templos que estaba viendo.

Siem Reap XII

Siem Reap XIX

Siem Reap XVI

Siem Reap XX

Siem Reap XXII

Siem Reap XXXI

Siem Reap XXXVIII

Hay una guía que explica las características históricas de cada templo y no es muy cara, los vendedores de 5 años de edad que te topas en cada templo la venden por 1 dólar...junto con pulseritas, camisetas, mapas y demás cachivaches inútiles. Esto hace que ver los templos sea una excursión dura, no sólo físicamente, sino moralmente. Cada templo comienza con la sesión de negativas a estos pequeños vendedores que te persiguen un buen tramo dentro del templo, sobre todo si son templos alejados a los que no van muchos turistas. Muchos te soltarán que llevan días sin comer pero si los miras verás que tienen el rollo más que aprendido, sus ojillos no dicen nada y sólo quieren el dinero para contentar a sus padres. Esto contrasta con la felicidad que se ve en los niños de la ciudad, que juegan por las calles y en el río sin importarles nada. Da mucha pena. Las guías de viaje recomiendan no comprar nada a los niños para que las familias dejen de usarlos para este fin y esto me hace pensar que, en un mundo ideal, si los niños no venden nada los mandarían al colegio o los dejarían en casa cuidando de sus hermanos...pero y en el mundo real? que pasaría con esos niños? viendo las estadísticas de prostitución infantil en Camboya no quiero ni pensarlo. Tienen que comer igualmente.

Siem Reap XXX

Abandoné Siem Reap con una mezcla de tristeza y alivio. Los países pobres son los más abiertos, donde más se ve a la gente sonreir o posar para una foto sin pedirte nada a cambio, aunque tanto polvo se me acababa por meter en los ojos y no me sentía capaz de pasar una estancia larga en un sitio así. Me monté en un mini bus que cuatro horas más tarde me dejaría en la capital, Phnom Penh, pensando que me iba a encontrar por el camino...

Más fotos en mi set de Flickr sobre Camboya.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Take That - Pretty Things

A la primera oída Progress, el nuevo disco de Take That con Robbie Williams, no me gustó nada. Le dan demasiado protagonismo al hijo pródigo y poco a los que nunca dejaron la banda...aunque después de un par de oídas más ya tengo mis favoritas del disco y paradójicamente una de ellas está cantada por el pesaíto de Robbie Williams:


All those pretty things, don't sweat the pretty things
So collectable, why not collect them all
Obviously cunningly, womanly
All those pretty things, god bless the pretty things

La otra es SOS, que la canta a duo con mi adorado Mark Owen, pero no llega al nivel de pegajosidad que tiene esta. No puedo dejar de tararearla!

Si alguien me quiere regalar algo por Navidad y no sabe el qué le acepto este disco, si encuentran la versión que tiene 11 canciones en vez de 10, o una suscripción a Spotify chachi para que mis vecinos dejen de sufrir con los anuncios :D gracias!

Edito: parece ser que la onceava canción está oculta, así que ná, con la versión que les enlazo me conformo :)

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Hong Kong

Pequeño regalo sorpresa de cumpleaños o aniversario (qué más dará) que no salió como ninguno se esperaba. Para empezar tuve que cambiar mi billete y eso significó pelear con la atención al cliente de la low cost de turno (Tiger en este caso) y pagar una cantidad que siempre es más alta de la que te esperas. Adolfo tuvo que pasar una noche solo en la ciudad el viernes y casi no lo cuenta (porque Hong Kong no es tan seguro como Singapur y no se puede pasear solo por los callejones de noche jajaja). Me tocó madrugón el sábado, taxi al aeropuerto, avión y coger un tren a la ciudad para reunirme con él.

Hong Kong son unas islitas unidas entre sí por un sistema de metro muy eficiente, ni te enteras de que estás debajo del agua! Sale más económico coger el paquete de tren ida y vuelta del aeropuerto y tarjeta de metro de 3 días que pagar cada cosa individualmente (y el depósito de la tarjeta lo devuelven en la estación de tren del aeropuerto). En internet encontramos una web en su momento que desglosaba los precios pero luego en las estaciones no hay información ninguna, que lo sepan.

Al caballero le había dado tiempo de sobra de estudiarse el mapa de la ciudad y tenía casi todo lo que quería ver marcado, cosa que yo agradecí profundamente. Dejamos las cosas en el hotel (en el pedazo hotel con el que me sorprendió ;) y nos fuimos a la península de Kowloon, a ver el templo de Wong Tai Sin. Estaba a rebosar y yo aproveché para que me leyeran la fortuna usando unos palos que se caen de un vaso. Erm....no pregunten lo que me dijeron, lo único que recuerdo es que como soy cerdo y es el año del tigre tengo que tener mucho cuidado al cruzar la calle xD

Hong Kong II

El museo de arte no tenía nada que sonase muy interesante...aparte de su tienda de regalos, donde Adolfo se confundió con el cambio de moneda. Menos mal que no se dió cuenta del desastre hasta llegar a Las Palmas! si alguna vez se topan con unas botellitas de cristal pintadas a mano no piensen que son de plástico. Son antigüedades y valen un ojo de la cara!

Dimos una vuelta por el museo del espacio y vimos una de las pelis imax que daban, pero el asiento que cogimos no era de los mejores y yo me quedé dormida con tanto pececillo feliz. Es baratico al menos, no dolió en ese sentido. Y de ahí a buscar la avenida de las estrellas, que en un mapa salía pero en los demás no. En las calles hay señales que te orientan pero aún así nos costó.

Hong Kong XIII

De ahí fuimos casi a la otra punta de Hong Kong a cenar pescado....dejemoslo ahí, no pregunten, fue el otro momento en el que nos sentimos guiris, y peor, porque no hablamos cantonés...

Sin embargo, el highlight del viaje estaba en la isla de Lantau: Disneyland! es pequeño y un poco para niños pero no se preocupen, que no se van a aburrir ni está tan mal como lo pinta la Lonely Planet (que indignación). Nos pasamos el día entero yendo de una atracción a otra y nos montamos 3 (o 4) veces en la única montaña rusa que tienen, aunque en el Universal Studios de Singapur hicimos lo mismo :D Como moló el show de Halloween, con las iluminaciones sobre el castillo de Blancanieves, y la cabalgata tenebrosa :D

Hong Kong XIX

En general, este pequeño trocito de China me gustó mucho más que Singapur. Me dejó muy buen sabor de boca. Aunque no todo el mundo hable inglés la gente me pareció mucho más relajada y educada que en su ciudad rival. En el metro, por ejemplo, los asientos se quedaban libres y la gente no se tiraba sobre ellos para ocuparlos! y había gente sentada en la bahía charlando o paseando, cosa que en Singapur se ve bastante poco.

Una pena que esté tan contaminada y que su idioma principal sea el cantonés, que sino me lo planteaba para vivir. Y como me faltó tiempo para pasar por Macao o cruzar la frontera hacia Shenzhen seguramente volveré :)

lunes, 13 de diciembre de 2010

Fan mail #13

Este es un correo que recibí por medio de Spaniards justo el día que cogía mi avión de vuelta y se ha quedado ahí esperando respuesta. En vez de responderle por privado me pareció interesante hacerlo aquí por una de las preguntas que hace...ella es I. de Barcelona y el formato es tal cual recibí su correo:

Aprovecho para preguntarte: ¿Puedo conseguir el visado de XXXX (miembro del foro) de 12 meses para buscar trabajo?; ¿ me marcho de nuevo con visa turista y voy saliendo y entrando hasta encontrar trabajo???( es lo que hacía en tahilandia y bali, pero era sin trabajar); y otra: ¿sabes de algún sitio, university o no, esculea, lo que sea donde hacer un posgrado o curso en periodismo económico en Singapur??, que no sea muy largo ( de meses), pero así cogerme al inglés que voy de cráneo??;voy mirando , pero hay tantosss, que igual estoy eligiendo caro y mal,vete a saber
y sin abusar, lo último..............sé que son pelín racistas, me costó hacer amistad: muchoooo. Crees que me puedo acoplar con esfuerzo a la gente?? ( me adapto rápido), pero que tú te volvieras, siendo bastante "aventajada" en muchas cosas, me da mucho que pensar. Algo hay que te ha hecho cambiar de opinión y, eso me da miedo.
El visado de 12 meses para buscar trabajo no es ningún visado especial. No sé exáctamente qué hizo la persona que mencionas en el correo pero el Ministry of Manpower concede un certificado llamado Employment Pass Eligibility Certificate que simplemente significa eso, que han evaluado tus cualificaciones y que, en caso de que consigas trabajo en Singapur, te dan el Employment Pass. Esto te sirve como garantía de cara a las empresas de que cumples los requisitos. Al mismo tiempo que se te concede este certificado estas obligada a pedirle al ICA (inmigración) un visit pass de 12 meses. Desde que entres en Singapur con él tienes un año para turismear y buscar trabajo sin problemas.

El truco de entrar y salir cada 3 meses está muy pillado, y más teniendo las guaguas de Woodlands (norte de Singapur) a Johor Bahru (en Malasia, cruzando el puente) por un mísero dólar. No conozco a nadie que le hayan concedido el certificado pero sí a gente que han llamado la atención por "tener demasiados sellos de Singapur en el pasaporte" y a las que le han dicho que es la última vez que entran en el país. La pena por estar de ilegal en Singapur va desde una multa por cada día de más hasta los famosos latigazos. No vale la pena, no es un país tan maravilloso como para arriesgarse :P

De cursos de periodismo, obviamente no tengo ni idea, y lo de socializar no lo vi especialmente difícil....claro que todo depende de a qué nacionalidades te arrimes.

Espero que este poco ayude!

sábado, 4 de diciembre de 2010

De vuelta en Europa

A punto de cumplir 2 semanas en casa y tampoco se crean que tengo mucho que contar. Entre que me quité un cordal nada más llegar y que luego me ha atacado el quiste que tengo en el ovario derecho (uno de los motivos por los que me volví a casa), así que entre unas cosas y otras les puedo describir cómo es mi cama, porque me he pasado la última semana sin salir de ella, o lo maravillosos que son los servicios de urgencias del servicio canario de salud...pero ná, creo que les ahorraré el trauma :P

Se siente bien al estar en casa otra vez. Ayer leí un post de Ignacio Izquierdo que más o menos intenta explicar la sensación de volver a lo conocido después de haber vagabundeado por ahí y se los recomiendo. Me quedo con esto:

Es más cómodo sentir miedo del mundo que lanzarse a descubrirlo. Ten cuidado. Está lleno de gente mala. Te puede pasar cualquier cosa y a ver que haces entonces. Tu sólo por ahí. Miedos. Miedos. Miedos.

Mienten. El mundo tiene mucha más gente buena que mala. Gente que se desloma para darles de comer y un futuro a sus familias. Gente honrada y honesta, gente dispuesta a ayudar, a echarte una mano. Gente que te sientes afortunado de conocer.


Siem Reap I

Y poco más que contar. Intentaré terminar de subir las fotos de los últimos dos viajes a Flickr y no me olvido de que tengo que contarles unos cuantos más.