domingo, 31 de octubre de 2010

Apagando la luz y cerrando la puerta

Como vuelvo a España en unas semanas estoy intentando cerrar cosas antes de irme. Ya he conseguido liquidar mis impuestos después de que mi empresa se lavase las manos. Para los que entren buscando sobre este tema el procedimiento es:

  1. Desde que la empresa sepa que te vas tienen que retener todos tus pagos (sueldo, dietas, overtime...) y enviar el formulario IR21 al Inland Revenue Authority of Singapore (IRAS).
  2. Si envian este formulario online la respuesta llega en 7 días. Si lo envian por fax tarda 3-4 semanas.
  3. El IRAS comunica a la empresa cuanto te toca pagar.
  4. Lo pagan con el dinero que te han retenido y te dan lo que sobra.
  5. Recibes en casa una factura con lo que se ha pagado y, si lo retenido no era suficiente, con lo que queda por pagar para que vayas y lo pagues
  6. Sin la factura no se paga no se puede abandonar el país. Parece ser que te paran en inmigración y sin una release letter del IRAS no puedes coger el avión.

Mi empresa dijo que lo tenía que arreglar todo yo, me dieron mis últimos pagos y se lavaron las manos, así que le dije por favor a la funcionaria del IRAS que me explicó el proceso que llamase a mis jefes para informarles. Ellos no tenían ni idea de nada y me iban a devolver los formularios para que yo me hiciese cargo...hasta que no les dije que si me marcho de Singapur sin haber liquidado los impuestos, pagan ellos no movieron el culo.

Total, que al final no me ha tocado pagar nada porque no he llegado a 20,000 dólares en el tiempo que he trabajado. Tampoco toca pagar nada si trabajas menos de 183 días en el país.

También pregunté cuánto me cuesta cambiar el billete que tengo para volver a España en Navidad y me cobran sólo 30 euros. También he visto que los billetes dentro de España no están caros así que más dinero que me ahorro.

Así que he cogido todos estos dólares y como me da penita irme sin haber visto los templos de Angkor Wat ni Bangkok pues me voy de viaje una semana. Van a ser tres días y medio en Camboya y otros 3 días en Bangkok. Cuando vuelva tendré una semanita para empaquetar antes de volver a casa.



Y con este último viaje por Asia he cumplido con la lista de "países que quería visitar" que compartí con ustedes cuando les dije que me venía para Singapur:

Tailandia y Malasia mínimo, Vietnam, Filipinas, Australia y Nueva Zelanda si me queda tiempo

Con el bonus de Camboya y Hong Kong :) Me da penita no haber ido a Laos, Birmania, el norte de Vietnam, Indonesia...pero otra vez será. En otra vida a lo mejor.

Y poco más que contar. Toca apurar los días que me quedan en Singapur, que en el fondo sé que lo voy a echar de menos...

Como nota curiosa ayer revisando las estadísticas del blog vi que las visitas se han duplicado desde Abril, que fue cuando me vine a este lado del mundo. Les aviso de que a partir de Diciembre este blog volverá a ser igual de aburrido que antes, o más! :P

jueves, 28 de octubre de 2010

Ejpañoles po el mundo en Singapú

El paro me deja mucho tiempo libre así que decidí darle una segunda oportunidad a este programucho folleto publirreportaje programa de nuestra querida televisión pública. La primera vez lo puse y creo que aguanté hasta la tercera participante, me cansé de oir tantas mentiras, pero un par de correos electrónicos que he recibido a la dirección del blog me han animado a diseccionar el programa.

Procedamos...

Primer participante: Miguel. A este chico lo estuve leyendo antes de venir a Singapur y tuve el honor de conocerlo en una fiesta. Se informó bastante antes de abrir la boca, no esperaba menos de mi paisano (jajaja). Lo único que los redactores cometieron dos imprecisiones: él se fue con una beca del ICEX, no una Erasmus, y paga 600 euros de alquiler con esas vistas? en Chinatown?? eso son unos $1200 así a ojo, habrá que mirar que tipo de habitación tiene y en qué barrio. Cogería ese dato con pinzas.

Segundo: Almanzor, el que se vino porque conoció a su mujer por internet. Dijo que se consigue trabajo en una semana y aquí vino mi cara de sorpresa. Trabajo de qué? dónde? en qué condiciones? y le esponsorizaron un work pass o employment pass? venga ya hombre! conozco casos de gente que tardó un mes o que lleva ya más de un mes buscando, así que si llevan un mes buscando trabajo en Dublín y no encuentran nada...no se desesperen, hasta aquí con tan poco paro se tarda también, no se cojan el primer avión a Singapur.

Y lo de que no existe choque cultural? otro detalle para coger con pinzas si dice que vive con sus suegros malayos.

Tercera: Elena, la hippie de la bicicleta. Ir en bicicleta en Singapur es un suicidio y sí, se ve gente por la calle en bicicleta corriendo que se las pelan delante de las guaguas. Yo sinceramente no lo haría, aquí tener un coche es un privilegio y como tal no respetan ni a peatones ni a ciclistas.

Aparte, esta mujer llevó a los del programa a Little India en domingo, una locura en mi opinión, lo hice una vez y no más, se ven muy pocas mujeres por la calle y te violan con tanta mirada indiscreta! lo que si quiero puntualizar es que toda la gente que sale no son sólo hindués, como ellos aseguran. Aquí hay también gente de Sri Lanka, Pakistán y Bangladesh trabajando en construcción, mayoritariamente. Y claro, todos hacinados en Little India.

También la señorita mencionó que aquí no se pueden comprar chicles, sólo de nicotina. Bueno, pues que se informe mejor, que yo sigo tomando Orbits de menta totalmente legales, no sé ella.

Cuarto: Fran, el ingeniero. Creo que no ha soltado ninguna mentira ni exageración (weno, conservatorio de plantas?), pero me llama la atención que dos personas so far hayan llevado a esta gente a Geylang. Es muy típico de Singapur, sí, vale, pero que casualidad que no hayan hablado de que es el barrio de...las prostitutas.

Otra cosa que no he entendido, llegados a este punto, es porque mezclan entre las imágenes de Orchard Road tomas del Republic Plaza, que está un poquitín más lejos, en CBD. Parece que les impresionó la torre o algo, porque sino no entiendo esa manera de desvirtuar las tomas.

Quinta: Isabel....la pija. Vamos a ver, nadar con los delfines es algo que está abierto a cualquiera que vaya al acuario y esté dispuesto a aflojar $150 por la experiencia. Esta señora luego se los lleva al Raffles Hotel a por un Singapore Sling, a 35 dólares la copa, y ya de paso a casa de una amiga suya que vive muy cerca. No voy a comentar nada del condo en el que vive la amiga ni de los trajes de gala que llevan después (ois, porque en Singapore siempre hay recepciones y fiestas VIPs!).

Pone como ejemplo de precio de alquiler 1500 euros. Aquí no se ha desviado mucho, aunque su amiguísima paga muchísimo más, eso seguro. Y anda que las copitas de champán...lo siento pero no están a mi alcance con la cantidad de impuestos que se le ponen al alcohol aquí.

Sexto participante: Juanma, el entrenador de hockey. Ponen que lleva 4 años en Singapur pero luego él dice que lleva sólo 2. En qué quedamos?

Séptimo y último: Ángel. Mmm....no está mal lo del paseo por el Singapore River, pero chaval, que el río se llame Singapore River no significa que no tenga nombre y sea "El Río de Singapur", me explico o tengo que hacer un esquema?

Sería mucho pedir que la gente que sale en el programa se prepare las cosas que van a decir, como se vió que hizo Miguel, o que el mismo programa les haga un background check antes de dejarles salir? ya no pido que saquen las críticas a Singapur, es mucho pedir, pero por favor, no mientan en las cosas que dicen!

Este post se lo dedico a mis Fan Mails #12 (M. de Mallorca) y #13 (B. de Tenerife): no se crean todo lo que sale por la tele. Papá Noel y los Reyes Magos tampoco existen. Quizás también encuentren interesante mi anterior mención a este programucho folleto publirreportaje programa de nuestra querida televisión pública en el blog.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Cita #43

Alguna vez se han preguntado adónde va esa gente con traje chaqueta y maletín con tanta prisa o que hace esa gente respondiendo correos en sus Blackberries en el metro? yo sí, cada día de los últimos 6 meses me he preguntado para qué ir con tanta prisa y para qué estresarse tanto. Tampoco he terminado de entender porqué tanto politiqueo en mi trabajo si lo único para lo que yo estaba ahí era para dejar salas de reuniones con la mejor acústica posible y no para entrevistarme con Obama.

Y lo de trabajar 12 horas diarias sin tener tanto trabajo pendiente ni deadlines cerca? por qué se quedan más contentos cuando tú estás ahogando tu tiempo libre haciendo simple acto de presencia en la oficina?

Y por qué porque tengo 27 años se asume que quiero ser directora general de algo? nadie ha pensado que a lo mejor soy feliz con un puesto decentito y tiempo para hacer mis cosas? por qué se le llama a eso falta de ambición cuando a mí de eso me sobra?

Cuando te planteas todas estas cosas sólo queda una opción, que es dejar de comportarte como una rata en una jaula y parar de correr. Ha sido lo mejor que me ha podido pasar desde que llegué a Singapur. Qué tranquilidad.

"That is real freedom. That is being educated, and understanding how to think. The alternative is unconsciousness, the default setting, the rat race, the constant gnawing sense of having had, and lost, some infinite thing."

(Sí, vuelvo a estar en paro, pero en dos días enviando CVs me ha salido una entrevista!)

lunes, 25 de octubre de 2010

La cara de Sidney

Comparando Sidney con Melbourne alguien me dijo que Sidney es la rubia despampanante con escotazo mientras que Melbourne es la bibliotecaria con medias de rejilla. No sé hasta que punto esto es cierto pero cumpliendo con mi reto fotográfico de este año el retrato que me he traído de Australia es este...

Sydney III

Una señora italiana más feliz que el pupas se paseaba por el barrio de las prostitutas a las tantas de la noche de esta guisa. Hablaba español y me contó que había estado en Gran Canaria y todo. Se ganó la foto de sobra, me hizo sonreir un ratito :D Feliz finde a todos!

sábado, 23 de octubre de 2010

Fan mail #11

J. está trabajando en Irlanda y se ha hecho un lío con los impuestos. La verdad es que no lo entiendo, porque otra cosa no pero en Irlanda los impuestos te los explican hasta con comics y los funciarios con los que yo me topé en la oficina de Limerick del Revenue fueron de mucha ayuda. Pero weno, aquí van sus preguntas:

Llegué aquí el día 15 de septiembre, sin trabajo, pero bueno, lo encontré relativamente fácil y empecé a trabajar como Software Developer en una empresa el día 1 de septiembre, aquí con mi PPS Number, rellené el formulario 12A (Solicitud del certificado de deducciones fiscales y punto límite del tipo impositivo normal).

Me han dicho que me pueden devolver unos 30€ al mes por vivir de alquiler, no es una gran cantidad, pero nunca está de más, pero también me dicen, que me lo podrán devolver cuando me vaya... Aunque aquí es dónde más dudas tengo, ya que en el foro he leído de todo, y mi compañero de trabajo español, me dice otra cosa...

Tengo entendido, que este año me devolverán gran parte, ya que no ha sido un año fiscal completo lo que he trabajado, y que si me voy el año que viene antes de que acabe el año, también me devolverán, es decir, que sólo me devuelven de los años "no completos" en los que esté aquí, es esto cierto? o me devuelven de todo el periodo? en España estos años son cotizados?

Antes de nada que conste que yo ya hace 2 años que me fui de Irlanda, no recuerdo los números exactos de las cosas y puede que con tantas reformas fiscales la normativa haya cambiado.

Por partes. Irlanda te devuelve parte de tus impuestos alegando diferentes circunstancias. Es lo que se llama tax credits. Yo los tenía por alquiler y por tener seguro médico privado y eso suponía a lo mejor que pagaba 50 euros menos de impuestos en cada nómina (cobraba cada dos semanas).

Al final del año, si lo que has cobrado durante el período que has trabajado durante el año no llega a un umbral (14 ó 17,000 euros cuando yo vivía en Irlanda, no recuerdo) entonces el Revenue te hace una devolución de todos los impuestos que has pagado durante el período cotizado del año. El año fiscal en Irlanda termina el 31 de Diciembre y entre Enero y Febrero las empresas dan el P60 y en él aparecen todas las cantidades pagadas. Creo recordar que después el Revenue manda un certificado a casa con la liquidación y ahí sale lo que te devuelven. Aquí hay algo de info.

Los tax credits se van devolviendo en cada nómina así que no estás en lo correcto, no te los devuelven junto con tu devolución del año. Si no los pediste el Revenue no tiene manera de saber cuánto estás pagando de alquiler o si tu empresa te ha dado seguro médico o no. Sólo te devuelven sobre las cantidades que salen en tu P60.

Cuando te vayas de Irlanda vas al Revenue y rellenas el formulario de abandono del país (no recuerdo el número) donde marcas que no tienes pensado volver a trabajar en la república durante el resto del año fiscal y la dirección donde quieres que te manden el cheque de la devolución. Listo!

Y tu otra pregunta también está respondida ya: no, no te devuelven cuando no cotizas "años completos", sólo cuando no llegas al umbral durante el período que has trabajado del año.

Lo de la cotización es más sencillo de responder. Sí, el tiempo que trabajes en Irlanda se te reconoce en España para paro y pensión, aunque la parte proporcional de tu pensión creo que la pagaría Irlanda y el resto España. Tienes que pedir el antiguo E301 (ahora se llama U1) cuando te vayas del país. Aquí tienes info directamente del Gobierno de Ejpaña. Ahora...creo que no es copiar y pegar, me parece que en la vida laboral solo aparece un tiempo X cotizado en Irlanda. Si te da por ahí rebuscalo en Spaniards, que se dijo una vez.

Creo que no me he olvidado de nada. Mis trámites para abandonar Irlanda fueron muy sencillos aunque tardé mucho en recibir el E301 y encima hay algunos datos incorrectos, pero para lo que me ha servido...

jueves, 21 de octubre de 2010

Como se coge el metro en Singapur

Primero les pongo el vídeo, luego les explico:



Train is coming
Train is coming
Train is comiiiiing
Start queueing!
Love your ride

Sí señores, esta cancioncilla lleva un tiempo sonando cada vez que se acerca un tren. A algunos les gusta, a otros no, otros la cantan y otros directamente no la oyen porque llevan los auriculares enchufados (yo). Y se preguntaran...y para qué una canción para decirle a la gente que empiece a hacer cola que viene el tren si el metro ya tiene pantallas diciendo el tiempo que falta? pues porque ya les conté que los singapureños son una especie que ha perfeccionado la mala educación y se tiran literalmente los unos sobre los otros para entrar a los trenes o a las guaguas, a pesar de que en el suelo hay flechas indicando que primero se sale y luego se entra:



Se abalanzan sobre los asientos vacíos y ya puede ir al lado de ellos una abuela con bastón que ellos se harán los dormidos. Yo desde que estoy aquí he aprendido a empujar para poder pasar al centro de los vagones, que siempre están vacíos, y a colarme para subir por las escaleras mecánicas por las mañanas, porque esta gente van en modo borrego. No me honra, no estoy orgullosa, pero la supervivencia es lo primero! Esta foto la sacó Adolfo, el pobre alucinaba cuando veía a toda esa masa humana empaquetada en una lata un tren. La de veces que habré ido en el metro en hora punta con la cara pegada al cristal como en las pelis!


Empujador singapureño, porque nosotros también podemos ser como Japón!

Bueno, pues al meollo. Ya les conté en anteriores entregas que el gobierno intenta que la gente sea un poco más amable o gracious, como dicen aquí, y parte de la nueva campaña de civismo en el metro implica la cancioncilla de más arriba. Han montado toda una campaña publicitaria alrededor de tres cabareteras llamadas las Dim Sum Dollies que, aparte de avisarte de que viene el tren, salen en los cristales pidiendo que cedas el asiento o en el suelo pidiendo que no pises (o aplastes) a la gente. Aquí está la recopilación de todos los jingles, por si quieren usarlos como tono en sus iPhones o lo que sea.



Y por supuesto, hacen honor al Singlish desde las pantallas de los vagones. Escuchen la canción y luego digan lo primero que les ha venido a la cabeza, can? yo me he partido con ella. Disfrútenla!

miércoles, 20 de octubre de 2010

Sidney

La verdad es que los días en Sidney nos cundieron. Nada más llegar fuimos a ver la Opera House, of course, dimos muchos paseos, nos echamos unas risas en el Museo de Arte Contemporáneo, compramos la tarjeta de transporte (por 40 dólares tienes derecho a trenes, guaguas y ferries 3 días), fuimos al cine a ver Scott Pilgrim vs The World (la peli mola, pero la moraleja es que ir al cine en Australia ES CARO. 18 dolares la entrada), vimos koalas, canguros, cascadas y las famosas Blue Mountains, nos colaron en Luna Park, nos decepcionamos con el Powerhouse Museum, nos confundimos por no saber que plataforma usar para coger los trenes y casi perdemos nuestro avión a Nueva Zelanda porque Jetstar no sabe que los europeos no necesitamos visado para estar en Australia.

Sydney II
El Harbour Bridge. Empeña un riñon si quieres darte un paseíto por él.

Sydney IX
Son más monos!

Sydney XIV
Las Victoria Falls, cuando estabamos ya hartitos de caminar

Particularmente, me encantó el ambiente relajado que se vive en Sidney. El puerto, el estereotipo de los surferos rubios, y Kings Cross, donde estaba nuestro hotel, son las tres cosas con las que me quedo. Esta ciudad me ha hecho replantearme qué demonios estoy haciendo en Singapur habiendo ciudades tan chulas por el mundo aunque en general es cara.

No me importaría para nada irme a vivir ahí. Total, estando ya tan lejos...qué más da? (ahora es cuando a mi madre le da el soponcio jajaja)

martes, 19 de octubre de 2010

Kings Cross

Sydney IV

1930s. Fascism and rumours of war. Refugees flee. Choose Kings Cross as home. European deco. Fashion & food. Cross goes cosmopolitan.

Ahora es barrio de Sidney en el que prostitutas y backpackers se mezclan.

lunes, 18 de octubre de 2010

RIP mi mochila Vango naranja

Primera vez que me da por facturarla y primera vez que una maleta mía sale dañada por la cinta. Así llegó mi mochila a Sidney desde Singapur:



Alguien me puede explicar porqué cortaron los enganches de la cintura? POR QUÉ? menuda salvajada. Entiendo que una se pudiese trabar en algún sitio y tuviesen que cortarla, pero LAS DOS?

No pienso volver a viajar con British Airways si puedo evitarlo. Una hora esperando para que alguien me atendiera en la oficina de equipaje dañado. Me mandaron con un numerito a una tienda de maletas del centro de Sidney y ahí me dijeron que tenían que arreglármela (menuda chapuza hubiese resultado). Les dije que me iba a Nueva Zelanda dos días más tarde y ahí fue cuando consideraron darme una nueva...que no me gusta! quiero mi Vango de vuelta!

Adios amiga que me has acompañado por medio mundo! tu sustituta no es tan flexible ni tan colorida como tú! te eché de menos cada vez que no conseguía encajar el portátil en la nueva :(

sábado, 16 de octubre de 2010

A weekend in Malacca

A medida que vaya liquidando fotos del viaje voy a ir publicando los posts de los sitios por los que pasamos. El primer destino, al que fuimos el mismo día que Adolfo consiguió llegar a Singapur fue Malacca, en Malasia. Esto hizo que el oficial de inmigración que le puso el sello de Malasia en el pasaporte le mirase con cara de "llegaste a Singapur hoy y ya te vas?". Jeje, iluso.

Malacca es una antigua ciudad colonial que es patrimonio de la humanidad. Fue violada por los holandeses y los portugueses pero salvada por los españoles, o eso dan a entender, ya saben que la historia no es lo mío. Es gracioso encontrarse restos y calles con nombres portugueses paseando por la ciudad.

Sinceramente, la ciudad en sí no vale mucho la pena. Vimos todo lo que había que ver, sudamos como pollos, hicimos el paseíto en barco por el río y al hacerlo de noche quedó un poco más glamouroso, digamoslo así, pero no le terminé de encontrar el punto. Pasear por el mercado nocturno de Jonkers Walk o por esa misma calle de día es obligado, los precios son baratísimos y se pueden conseguir regalitos muy chulos por cuatro perras (o ringgitts). En los alrededores también hay templos y edificios muy chulos. Ahora...nos las vimos y nos las deseamos para encontrar un maldito cajero!!

Malacca IV
Dolor de cabeza de regalo con su paseo

Por lo que siempre recordaré la ciudad es porque, aparte de que fue donde pasamos nuestro primer finde juntos, con sus pros y sus contras, es por el chico que nos atendió en el hostal. Por recomendación del vacaburro reservé habitación en el Discovery Café, que encima estaba muy céntrico. El hostal en sí está muy bien, es recomendable, pero lo que no sabíamos es que el chico que nos iba a recibir el viernes por la noche y que nos iba a despedir el domingo al mediodía era el mismo chico que nos iba a hacer el desayuno el sábado por la mañana y que nos iba a reservar los billetes de vuelta a Singapur el domingo.

Este pobre chico, de veintipocos años, de Bangladesh, Sri Lanka o por ahí, llevaba varios años en Malacca sin poder salir ni a ver a su familia. Su objetivo es dejar Malasia el año que viene y poder volver a su casa a estudiar algo, pero hasta entonces su pasaporte sigue retenido por su jefe. Nos cogió tanto cariño que a Adolfo no le cobró por la última botella de agua que le compró y a mí me mandó un sms con su correo electrónico. Tiene una invitación para venir por Singapur...si consigue su pasaporte de vuelta, claro.

Esta historia se la dedico a todos aquellos que se dan palmaditas en la espalda con el desarrollo que ha sufrido el sudeste asiático en los últimos años, que dicen que ha sido la única región que ha cumplido los objetivos del milenio de las Naciones Unidas pero que se ve que aún le quedan muchos deberes por hacer. Esto no es tan bonito como lo pintan en Españoles por el Mundo, señores!

Si quieren más fotos y algo de info de alguien a quien sí le gustó la ciudad les remito al blog de Jago.

Próximo capítulo: Sidney!