miércoles, 22 de septiembre de 2010

Cerrado por vacaciones

Siempre me ha parecido un poco tonto cerrar un blog por vacaciones pero en vista de que desde que llegó el caballero (y antes) ya tenía esto dejado un poco de lado voy a tener la vergüenza de cerrar el chiringuito oficialmente por un par de semanas. No doy abasto! no he tenido tiempo ni de llamar a mi madre estos días!



El fin de semana pasado lo pasamos en Malacca, Malasia. Mañana por la noche nos vamos 10 días a las antípodas (British Airways y huelga de controladores aéreos franceses mediante) y va a suponer la ruina suprema con telarañas en mis cuentas corrientes incluídas, pero valdrá la pena porque llevo desde los 8 años queriendo ir a Sidney :D

Cuídense y ya les contaré a la vuelta!

jueves, 16 de septiembre de 2010

Buenas noticias

Siempre hay dos caras de la misma moneda. El día en el que mi novio no llegó a Singapur por una huelga será recordado para siempre como el día en el que me he convertido en:

Reena Mahtani, BSc, MSc

Se ha cerrado una etapa de mi vida. He terminado el máster!

Resignación

Reconozco que la gente tiene derecho a la pataleta huelga cuando le venga en gana. Todo el mundo tiene derecho a reclamar lo que cree que es justo y a hacer todo lo que sea necesario para que los que mandan les escuchen y, si procede, les hagan caso.

Los paros y huelgas joden a todo el mundo, sea una huelga de pesqueros como de cajeras de supermercado, pero la que a mí me ha tocado las narices hoy ha sido una maldita huelga de controladores aereos del país que inventó las huelgas. No voy a entrar en si lo que piden es justo o no, porque no lo sé y básicamente me da igual. Me han chafado el día que llevaba esperando desde que aterrice en Singapur y eso que el chiquillo no iba ni a oler Francia, sólo volar por encima de ella sin rozarla ni un milímetro. Ya podrían hacer la huelga cuando sea su abuela la que esté volando, malditos gabachos!

sábado, 11 de septiembre de 2010

Istana

Istana es una palabra malaya que significa palacio. Hay varios istanas en Indonesia, Malasia, Brunei...pero sólo uno en Singapur, que es la residencia oficial del presidente de la república. Actualmente (y sorprendentemente) es un hindú Singapureño, Sellapan Ramanathan, criado entre Singapur y Malasia.

Los jardines del Istana están cerrados por una verja que se encuentra en Orchard Road, al lado del metro de Dhoby Ghaut, y que sólo se abre cinco veces al año: en el año nuevo chino, Diwali (el año nuevo hindú), Hari Raya Puasa (el año nuevo musulmán), el día del trabajo y el día nacional de Singapur. Ayer fue Hari Raya Puasa, que marca el fin del Ramadán y el éxodo masivo de los musulmanes hacia sus lugares de origen para pasar la fiesta con sus familias, y nosotros nos acercamos a Istana a pasar la mañana.

La verja abre a las 8:30 y nosotros estábamos esperando media hora antes para evitar la cola. La entrada al parque es gratis para Singapureños y Permanent Residents, nosotros pagamos un dólar (y sí, piden identificación: pasaporte o algún carné de identidad Singapureño, en mi caso el Employment Pass). Luego para entrar en el palacio todos pagan 2 dólares. Durante el paseo por el parque se venden souvenirs, helados, refrescos...y todo el dinero recaudado entre entradas y tonterías se dona a distintas ONGs, cuyos voluntarios trabajan en el Open Day. También pasamos un control de seguridad con escaneo de mochilas incluído.

El jardín es enorme y la mañana ayer estaba muy húmeda, sudamos a mares. No es muy impresionante, tiene trozos con césped artificial. Tiene también un (mini)lago japonés y el lago de la reina Victoria, que fue la parte que más me gustó con la estatua de la reina y los nenúfares.

Istana I

Nos acercamos al palacio y lo primero que nos llamó la atención es que la bandera que tiene en el tejado no tenía la franja de color blanco que tiene la bandera estándar de Singapur, o sea, en vez de ser esto:



Era esto:



Una vez dentro de la casa encontramos la explicación: la segunda es el emblema del presidente, que se iza en Istana cuando el presidente está en el palacio. Simboliza exactamente lo mismo que la bandera normal.

En la casa está prohibida la fotografía y es una pena. Es muy bonita, con esas lámparas llenas de cristales y las alfombras persas. El paseo por la casa es básicamente para cotillear los regalos que los distintos países han hecho al presidente en sus encuentros oficiales. Por supuesto que el objetivo fue encontrar los regalos de nuestros países entre las maravillas que habían llegado desde China, Japón, Indonesia...Polonia le regaló un juego de vasos y botella de cristal para vino, Alemania una estatua de porcelana del flautista de Hamelín y España...un puto cenicero con el escudo grabado. Que vergüenza! encima cuando estaba delante del cenicero con la boca abierta pensando en lo miserables que somos oí a un chico explicarle a una chica en inglés que al menos el cenicero tenía el escudo de nuestro país y bla bla bla...era madrileño! al menos la vergüenza fue compartida :D

Como punto curioso de la visita a la casa hay que mencionar que normalmente el presidente se pasea por la casa durante los días de puertas abiertas para saludar a los visitantes y había expectación...pero no lo vimos. Una pena, hubiese sido una foto simpática.

Istana II

Luego nos tiramos en el césped a ver a los niños jugar en un parque que tienen montado e hicimos un picnic. El tiempo refrescó un poco y en el camino hacia la salida vimos la exposición que el Jurong Bird Park montó para concienciar a la gente de las aves que están en peligro de extinción, otra sobre la extinción de los tigres y demás. También había actividades para niños y cuando nos estábamos yendo una banda iba a empezar a tocar.

Así que como conclusión, Istana no es una visita obligada si se pasa por Singapur, para nada. Es bastante pasable pero como entretenimiento para un día de fiesta no está mal, no deja de ser una visita curiosa para conocer mejor el país.

martes, 7 de septiembre de 2010

Globos



El otro día, planeando los 3 días de mediciones que me esperaban, abrí la maleta donde guardamos los trastos para hacer limpieza y cargar baterías. Saqué el altavoz, el trípode, los cables, el alargador, el generador de sonido y una bolsa con globos. Separé los globos usados de los nuevos y tiré los trozos. En ese momento vi que uno de mis compañeros, malayo con más de 20 años de experiencia en el campo y que cobra el doble que yo, me miraba con cara de susto.

¿Para qué llevas globos en la maleta?

En Diseño y Acondicionamiento Acústico, en tercero de carrera, aprendí del Señor Heinrich Kuttruff que para medir el tiempo de reverberación de una habitación se pueden usar pistolas, palmadas o...globos. En las prácticas de esta asignatura usamos un equipo diseñado especificamente para este fin, formado por un generador de tonos y un altavoz muy grande y muy caro que lo hacía todo por sí mismo, pero esto no es la Universidad y para qué regalarle miles de dólares a Bruel & Kjær si por un dólar tienes la misma respuesta en frecuencia?

Sinceramente, entiendo que en el mercado laboral se valore muchísimo el tener experiencia por la tranquilidad que da tener un empleado autosuficiente que no te va a preguntar todo y al que no vas a tener que llevar de la manita. También puedo llegar a entender que en el caso de mi empresa el salario vaya asociado a esto, pero hay momentos en los que me alegro de haber perdido unos cuantos años estudiando un poquito más de la cuenta. Hay cosas que no se aprenden trabajando en una oficina y a veces da gusto poder darle lecciones a alguien que está por encima de tí :)

domingo, 5 de septiembre de 2010

De paseo por Arab Street

Arab St III

Algo que impresiona de Singapur es la unión de religiones y culturas en un espacio tan pequeño sin conflictos aparentes..."aparentes", porque ya les he dicho que los chinos son muy racistas y tienen problemas con todo el mundo, cuando el resto del mundo no los tiene con ellos.

Anyway...cierta zona de Singapur acumula el mayor número de mezquitas por metro cuadrado de la isla y la guía Lonely Planet que me compré antes de venir incluye un paseíto que se puede usar de base para conocer la Singapur musulmana (o mora :P). Eso fue lo que hice el domingo pasado, activé el modo turista y me dí un paseíto de unas tres horas bajo el sol.

Arab St V

Ví tres mezquitas, la Malabar Mosque, la del Sultán y la pequeñita, la de Hajjah Fatimah, que la guía la llama "la torre inclinada de Singapur" porque su torreta está inclinada seis grados, mientras que la de Pisa sólo cuatro. No entré en ninguna porque no iba lo suficientemente tapada y estaban rezando dentro.

Oí las llamadas a rezar por primera vez en mi vida y paseando por Arab Street parecía que ya no estaba en Singapur, sino en Turquía o Irán, entre alfombras persas y tiendas de telas. Ví como los musulmanes, que supuestamente están en Ramadán, se ponían las botas comiendo en el mercadillo que montaron al lado de la Mezquita del Sultán y me quedó pendiente probar el restaurante libanés que según la guía es muy barato y tiene el mejor hummus de Singapur.

La guía también mencionada una tienda de perfumes...que yo no ví (u olí, mejor dicho). Lo que si ví fue una heladería muy buena con sabores un poco raros. Tampoco saqué fotos muy allá, solo cinco se salvaron de la quema. Están en mi set de Flickr sobre Singapur por si les da curiosidad.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Terremoto en Christchurch

A unas pocas semanas de que el churri y yo pisemos Nueva Zelanda ha habido un terremoto de 7 grados y pico (las fuentes no se ponen de acuerdo) en la última ciudad que vamos a visitar en el país que está, literalmente, en el culo del mundo: Christchurch. Con el cacao que nos armamos con los billetes sólo vamos a pasar menos de 12 horas en esta ciudad pero una Spaniard nos iba a hacer de guía, así que se compensaba.


Foto cortesía de ChannelNewsAsia

La ciudad ha amanecido hoy en estado de excepción, edificios derrumbados, tuberías destrozadas y sin luz. El gobierno ha puesto como máxima prioridad la distribución de agua que van a coger de un río cercano y ha recomendado a la gente que no sea egoísta y compruebe como andan sus vecinos. No ha habido víctimas, por suerte, sólo cortes y sustos, pero dicen que la ciudad está como si hubiese pasado una guerra por ahí.

Me ha dejado como muerta esta noticia, ha sido totalmente inesperado. El aeropuerto está abierto, así que al menos sabemos que podremos volver a Singapur. No va a ser la primera vez que viaje con la expectación del "a ver si pasa algo que hace que me tengan que repatriar", porque hubo amenaza de bomba en Londres poquito antes de que yo pisase la ciudad por primera vez, pero si va a ser la primera vez que vea una ciudad en este estado con ojos de turista. Andaba evitando viajar a Bangkok precisamente por esto, para no encontrarme templos y centros comerciales quemados de cuando las revueltas de los camisetas rojas y ale, toma terremoto.

Esperemos que nuestro contacto en Christchurch no tarde mucho en dar señales de vida y nos cuente como anda la cosa y, sobre todo, como están. Dicen que no hay familia o edificio en la ciudad que no haya sido afectado y es una pena, la verdad. A ver cómo de rápida es la capacidad de recuperación de los kiwis!