sábado, 24 de julio de 2010

Familia

Mi familia se reduce a mi hermano, mi madre, mi padrastro y Lolo. A partir de ahí hay ramificaciones como la familia de mi padrastro en Ceuta, mis tíos, familia extendida (primos lejanos, tíos abuelos y demás) y mi familia paterna en la India, con la hemos recobrado algo de contacto hace poco gracias a Facebook. Nunca he sido de cenar en Navidad con 20 personas. Nosotros cenamos en pijama y si es un kebab tampoco pasa nada.

Por eso me siento medianamente orgullosa de recobrar contacto con algún miembro de mi familia del que llevo años sin saber nada o cuando puedo mantener contacto con algún otro miembro, aunque sea esporádico. Me gusta visitar a mi tía (a veces) a la tienda que era de mi abuelo y luego de mi abuela o me gusta recibir algún mensaje de ese primo que tengo en Bombay. También me dijeron que en Septiembre uno de mis primos postizos se viene a estudiar a Singapur y tengo ganas de conocerlo, pero mi familia se sigue reduciendo a 3 personas y un perrito.

Por eso días como hoy me dan pena. Un miembro de mi familia extendida no soporta que a los demás las cosas les vayan bien y se ha pasado el día dejándome insultos en mi muro de Facebook. Me ha dicho que me ha ocultado porque "esta harto de mis mierdas" y que le borre. Para qué ocultas mis cosas si no te gustan? y por qué tengo que borrarte yo? no lo entiendo, pero parece ser que a algunos les sobra familia y se pueden permitir el lujo de tratar a la gente de la calle mejor que a los de su propia sangre.

Y después me preguntan porque no hablo Hindi ni me junto con hindues...para qué?

Hasta nunca primo, y que te dén bien. Ojalá que tus hijos no salgan tan retrasados como tú.

martes, 20 de julio de 2010

Mil

Casi 5 años de ralladas y viajes después he llegado al post mil. Les invitaría a algo para celebrarlo pero creo que lectores en Singapur tengo pocos, así que les voy a hacer un resumen de lo que han podido leer en estos mil posts....

Empecé el blog porque mi señor ex se abrió un blog (culo veo culo quiero, sí) y no sabía muy bien para que utilizarlo, hasta que me dí cuenta de que (hey que bueno) podía usarlo para quejarme y dar rienda suelta a toda mi mala leche. Obviamente la ULPGC fue la sufridora de esta etapa, junto con la recién fallecida Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica de Telepatía Teleco. Esto hizo que un tipejo me pillase en el campus y me amenazase con una demanda por injurias y demás tonterías que no se sostenían.

Pisé Irlanda por primera vez y decidí que quería irme a vivir ahí, me machaqué viviendo 12 horas en la sala de estudio, terminé el PFC, vi Londres, se terminó la relación mi ex mientras trabajaba en un McDonalds que luego cambié por el soporte técnico. Vino mi madre a verme pero yo no pude ir a casa por Navidad, aunque tampoco la celebré sola, y fui para mis primeras elecciones como expatriada. Poco después pisé Bélgica y decidí que no quería trabajar en soporte técnico toda mi vida, así que empecé mi investigacion de universidades para seguir estudiando. Entre medias me tuve que mudar por desavenencias con mis compañeros de piso húngaros, mudanza en la que casi hubo que llama a la Garda (policía irlandesa).

Así que acabé viviendo con un irlandés y un francés en una habitación enorme con mi propio baño. Pedí plaza en Derby y Salford, y acepté la plaza que me ofrecieron en Salford, que me aceptó dos meses antes que Derby. Seguí trabajando en el soporte técnico, ahora ya podía distinguir desde dónde me llamaban los clientes sólo escuchando como me daban su número de teléfono y podía descifrar los acentos de County Carlow, Dublin, Belfast, Londres, Glasgow...y más me valía! algunos clientes podían ser realmente duros, no ya por el problema que tuviesen (cuantos dolores de cabeza nos daba Windows Vista), sino por su actitud. Con otros hasta nos podíamos permitir el lujo de jugar a la pelota durante las llamadas :D

Me dieron plaza en el Castillo para vivir los primeros 9 meses de mi máster y pagué el depósito con un poco de miedo. 200 libras! y si me echo atrás? y si no me gusta? aún quedaban 3 meses así que decidí matar los nervios comprando un billete Shannon-Manchester con Ryanair para el mismo día que empezaba mi contrato de alojamiento. Le dije a mi jefa que dejaba el trabajo y planeé irme a recorrer Donegal, Sligo y Derry antes de irme 3 semanas de vacaciones a casa, pero el maravilloso transporte irlandés (aka Bus Eireann) lo complicó todo. Aún me queda esa espinita.

Las 3 semanas en Las Palmas pasaron volando y volví a Irlanda a preparar la mudanza. Me recibió un Limerick que diluviaba. Lo siguiente que recuerdo es que en Salford también llovía. Me perdí buscando el Tesco, tenía hambre y estaba sola en el piso. Menos mal que no tardé en conocer gente.

Y estudiar, pasarlo bien, Edimburgo, Glasgow, Amsterdam, 3 semanas en casa por Navidad, Italia, Irlanda, Alemania, Dinamarca, Irlanda otra vez, barbacoas de verano, Pimms, casa, Nottingham, Cambridge, Oxford, Londres de nuevo, Birmingham, empezar la tesis, Cardiff, visita de Guillaume, viaje a Escocia con mi hermano, un par de visitas de Vidina y cierto alemán, el shithole de Swansea, Bristol, Bath, empezar a buscar trabajo, cumpleaños en casa, nuevo novio, Euronoise en Edimburgo, Washington DC y Annapolis, París, Rammstein (con entrada comprada 7 meses antes), mudanza a casa, Navidades pensando en para cuándo era mi billete de vuelta a UK, reencuentro con Manchester y Londres perdiéndome el cumpleaños de mi hermano, Festival de Cine en Las Palmas durmiendo en las pelis...y Singapur.

Lo mejor de estos mil posts? la gente que he conocido, tanto personal como virtualmente. Jamás hubiese dicho que iba a ir tan a menudo a un sitio tan feo como Glasgow si no hubiese sido por Pelocha, y siempre estaremos agradecidas por la ruta que nos dió Morti por Cambridge, por ejemplo. También es bonito reencontrarte con gente después de bastante tiempo, como me pasó con Anna en Hamburgo o con el Vacaburro en Malasia, o conocer a gente porque son amigos de tus amigos y teneis algo en común, como cuando conocí a Roberto en la final de la Eurocopa en Limerick porque un vasco me dió plantón....y resulta que trabajamos en la misma empresa.

Si han estado por aquí desde el principio...qué merito! si se han incorporado a medias no se preocupen, que con este resumen les dejo exentos de hacer los deberes. Y a por otros mil!

lunes, 19 de julio de 2010

Fan Mail #10

A se va a ir a Salford a estudiar un máster y bla bla bla...

Un profesor de mi universidad (en Valencia) tiene un amigo profesor de Salford y al preguntarle sobre el alojamiento me dijo que:

1. La zona de Salford no es muy segura para vivir. Y si quería ir a alguna residencia fuese a la de Matthias Court.

2. Que si prefería vivir en un piso compartido con otros estudiantes, las mejores zonas eran Fallowfield y Didsbury, y que la zona de Salford Quays era muy buena también pero sólo si disponías de vehículo propio (que evidentemente como supondrás, no tenía pensado llevarme el coche a Manchester,jeje)

He visto que las zonas que cito en el 2. están bastante lejos de la Universidad, aunque no sé si hablamos de 10 min en transporte público o de 30. Y la residencia del 1. es en la que te quedaste tu una temporadita….he estado leyendo todos tus posts por si describias como era o los problemas que habías tenido (como en el castillo) pero solo he visto que la habitación era más grande que la del castillo y que tu compañera no te gustaba, jeje. Que tal fue en general? te gustó? tienes zonas comunes (tipo un apartamento) con zona de estar, cocina,..?

Jum, las preguntas que hace me parece que ya las he respondido antes, porque fueron preguntas que yo también me hice en su momento....

Ah sí, en este post.

A, coge Google Maps y busca donde quedan Fallowfield y Didsbury. No te vas a morir si te vas a vivir ahí, pero yo no lo veo viable para ir a Salford todos los días. Un compañero mío de máster se mudó a Withington cuando estábamos haciendo la tesis, así que no tenía tanto problema. En Salford Quays no necesitas vehículo propio, tienes guaguas para ir a la Universidad, pero los alquileres suben un poco. Digamos que es la zona pija de Manchester, aunque esté en Salford.

Las preguntas que haces sobre el alojamiento...te las responde la propia página web del servicio de alojamiento de la Universidad de Salford....

En serio, que Salford no está tan mal, es más leyenda urbana que otra cosa. Sólo hay que tener sentido común y hacer caso al instinto de supervivencia a la hora de meterse en una calle o en otra. Creo que estudiar el máster viviendo en un piso en Fallowfield hace que te pierdas la mitad de la experiencia de estudiar en Salford, porque el sur de Manchester es terreno de la Manchester Uni y de la Manchester Metropolitan. Aparte, no veo muy práctico atravesar todo Manchester cada día para ir a clase por ahorrarte 50 libras de alquiler, con el tráfico y los precios de los abonos de transporte...

Y el próximo correo que me llegue preguntando sobre vivir en Salford se va a la papelera >

domingo, 18 de julio de 2010

Sigo viva

Pero no se me ocurre nada para escribir que no sean rabietas o ralles. Diría que trabajo demasiado pero seguro que mis jefes no están de acuerdo. También podría decir que estoy estudiando chino un montón, pero la verdad es que creo que este va a ser el último módulo que haga, me aburre soberanamente y me duele pagar ese dineral por algo que no aprovecho, sobre todo viendo lo que me va a costar el billete para volver a Singapur en Enero.

También podría decirles que este mes que estoy quietita en Singapur he aprovechado para ver algún museo pero nah. Hoy quería ir a ver un monasterio budista que está a 5 minutos de mi casa pero ups! dolor de riñones. Tampoco es que esté leyendo demasiado o cumpliendo con mis dos horas semanales de piscina. Eso sí, ya he empezado a atacar las reservas de DVDs que me traje de España.

No piensen que estoy deprimida ni nada de eso. En realidad vivo esperando que pasen los días que quedan hasta Septiembre, pero no se lo digan a nadie, porque luego estaré contando los días hasta Navidad.

Al menos tengo esta cosita esperándome casi siempre que llego a casa, que no sustituye a Lolo pero ayuda:

Trixi

Y poco más que contar. Si no tienen nada que ver les puedo recomendar que vean el capítulo 4 de la primera temporada de Cuéntame cómo pasó. Dicen verdades como puños y me hizo llorar en un par de escenas. Recomendado para todos aquellos que han emigrado o están pensando en emigrar.

viernes, 9 de julio de 2010

Orgullo

Últimamente recibo bastantes elogios por las fotos que he sacado, pero no las considero nada especiales. No son tan buenas, me falla la técnica a veces y otra las reglas más simples de composición. Pierdo muchos momentos "Kodak" porque no soy de las que llevan la cámara siempre encima y creo que tanto elogio sólo se debe a que son fotos de viaje, de sitios más o menos recónditos a los que uno no se plantea ir de vacaciones como primera opción.

Varias veces me han pedido permiso para usar fotos en blogs o en páginas y siempre lo doy mientras no sea con fines comerciales. Sólo han usado fotos mías en las Schmap guides, en las de Bristol y Cardiff, y como conozco a más gente que tiene fotos seleccionadas pues no me ha parecido un logro muy importante, aunque si un reconocimiento bonito.

Pero hoy me he llevado una sorpresa. Gracias a que me dió por cotillear mis estadísticas en Flickr he visto que dos sitios han usado fotos mías y yo no lo sabía. La versión indie de la Wikipedia tiene una foto mía de Martina Topley-Bird en el artículo que tienen de ella y un blog que no tengo muy claro que fin tiene ha puesto mi foto de la siesta Vietnamita titulándola "Un merecido descanso". Ni yo la hubiese titulado mejor!

Me ha subido un poco la moral fotográfica ver estos dos ejemplos y que ambos cumplen las condiciones de la licencia Creative Commons que le tengo puesta a mi galería. No creo que ninguno de los dos me lea pero weno, solo me sale decirles un Danke muy grande, con gente así Internet da gusto :D

jueves, 8 de julio de 2010

La verdadera Saigon

No abandoné mi reto fotográfico mientras estuve en Vietnam, pero ninguna de las chicas con sombrero cónico se dejaban fotografiar, no sé si por timidez o porque están hasta las narices de los turistas. Algo un poco frustrante, la verdad.

Sin embargo me encontré con esta señora que empujaba un carrito lleno de trastos, se le cayó el sombrero cuando giró la cabeza para mirarme, me agaché a recogérselo y aproveché para preguntarle si me dejaba sacarle una foto, señalando a la cámara y sonriendo. Asintió con la cabeza. y posó para dos fotos:

Saigon XIII

Se las enseñé y entonces ví lo que más me sorprendió: que sólo tenía un diente en la boca. No sé si no sonrió con la boca abierta para las fotos por vergüenza, pero solamente el hecho de que se dejase fotografiar cuando las chiquillas jóvenes (con dentaduras completas) no se dejan ya vale oro. Coquetería, supongo. Al menos me he podido traer un retrato de la verdadera Vietnam de souvenir, de la de las mujeres humildes con pijama y sombrero cónico.

miércoles, 7 de julio de 2010

Money no enough

Otra sesión de cine Singapureño. Si el primer día les hablé de la tercera película más taquillera de la historia de la isla hoy les traigo la segunda, Money No Enough o Qián Bù Gòu Yòng.

Tenemos tres personajes básicos en la película que representan al 90% de Singapur: Keong, que es un ejecutivo que gasta mucho, Ong, un contratista, y Hui, que trabaja de camarero en un puesto de café. El primero vive en un condo bastante pijo en el que se ha gastado una pasta en renovar su casa y un día ve que contratan a un chico en la empresa en la que trabaja para ser su superior, sólo porque habla inglés. Se mosquea, pide explicaciones a su jefe y al ver que no hay posibilidad de que le asciendan deja el trabajo. A todo esto no se le ocurre otra cosa que ir a comprarse una tele nueva, todo muy singapureño.

Ong ve negocio en el mármol y consigue una obra para ponerlo, pero no tiene dinero para comprarlo, así que pide dinero a un prestamista y luego se ve sin mármol y sin poder devolver el dinero, corriendo por todo Singapur para que no le rompan las piernas.

Y el pobrecito Hui, que me recuerda al Chavo del Ocho, se enamora de Susan, pero se averguenza de no tener un móvil como los ejecutivos para poder darle su número. Por un mal consejo acaba comprándose un zapatófono y haciendo el ridículo delante de Susan, aunque acaban saliendo juntos en una cita un poco de milagro.

La panda, después de mucho quejarse de que no tienen un duro descubren la posibilidad de abrir un negocio de limpieza de coches, reunen dinero de debajo de las piedras y lo montan, pero para entonces sus vidas ya están empezando a notar la falta de dinero. Uno pierde a su familia, la madre del otro es hospitalizada y el tercero emigra a Malasia. Ya no les cuento lo que pasa con el negocio porque tienen que verlo ustedes mismos, es Singapur en estado puro.

Lo que menos me gustó de la peli son los cambios continuos de inglés a mandarín y viceversa, cuesta seguirla aún con subtítulos, van un poco rápido y te pierdes detalles. Les dejo el principio para que lo comprueben...



También hay muchos ejemplos de Singlish y refleja muy bien lo ciegos que viven en Singapur respecto al dinero. Esta peli se desarrolla en la crisis que sufrió Asia en el 98, pero también se podría aplicar (a otra escala) al Singapur de hoy. Si tienen la oportunidad de verla háganlo! yo voy a ver si consigo la segunda parte :)

lunes, 5 de julio de 2010

Saigon


Es la primera vez que casi pierdo un vuelo por no llegar a tiempo al mostrador de facturación, yo que siempre llego al aeropuerto con una hora y pico de antelación 'por si acaso'. Tiger cierra los mostradores 45 minutos antes de la salida del vuelo y facturé in extremis.

La cuestión es que ya era de noche cuando aterricé en el aeropuerto de Tan Son Nhat, a 7 kilómetros de Ho Chi Minh City (Saigon). Pensé que iba a ser peor que Kuala Lumpur, con gente intentando estafarme por todos lados, pero no fue tan así. Bueno, quitando que me tuvieron hora y media esperando por mi visado, junto con 7 hindúes, habiendo despachado al grupo de alemanes que estaba delante mía en la cola en tan sólo media hora, pues todo fue como la seda. Ya tengo asumido que el nombre tan largo y tan hindú que tengo en un pasaporte español no cuadra y allá donde voy me lo miran de arriba a abajo.

Sabía que el taxi a mi hotel valía solo 10 USD y eso facilitó las cosas para salir del aeropuerto. El hotel en el que me quedé (96 Bui Vien) es en realidad una guest house. Las habitaciones tienen ducha propia, aire acondicionado si lo pides y wifi. Por 12 USD la noche no me podía quejar, era un poco ruidoso, eso sí. En Vietnam amanece a las 5 de la mañana, así que a las 8 empezaban los martillazos en el hotel...tanto durante el sábado como el domingo. No sé qué demonios andaban haciendo pero teniendo en cuenta que la ciudad ya te da un dolor de cabeza de lo ruidosa que es pues no mola.

Saigon II

Se pueden imaginar que el viernes lo único que hice fue meterme en el hotel y conectarme para avisar de que había llegado bien. Dos sorpresas: usan enchufe europeo, que tiene lógica porque fueron colonia francesa, y Facebook está bloqueado 'oficialmente'. Menos mal que Open DNS funciona :)

El sábado por la mañana salí a buscar un lugar para desayunar, salí del hotel mirando al suelo porque las aceras dejaban un poco que desear, caminé un poco y levanté la vista y vi cables de alta tensión colgando por todos lados, motos esquivando peatones, chicas con sombreros picudos sirviendo café en la calle y más turistas occidentales como yo muertos de calor...porque qué calor hace en Vietnam, la coleta me chorreaba sudor. Y me dije....ostia! que estoy en Vietnam!

Saigon VIII

Durante el desayuno (café vietnamita extra fuerte y un sandwich de jamón y queso al que le tuve que quitar la lechuga y el tomate con todo el dolor de mi corazón) un tal Son intentó venderme un tour por la ciudad en rickshaw por 150k dongs (7.87 USD) la hora, pero conseguí zafarme de él y patear la ciudad, porque a pesar del calor es pateable. Todo lo que tienes que ver está concentrado en el Distrito 1, como mucho en el 3. Claro que yo no tuve tiempo de ir a los Cuchi Tunnels.

Me fui primero a por una entrada para el show de los water muppets, un tipo de teatro vietnamita que mezcla mitología con historia contado con marionetas en el agua. Es la atracción básica de la ciudad y la entrada me costó 80k dongs (4 USD). Después aproveché para ir al War Remnants Museum, que está cerca. Pagué los 15k dongs (0.77 USD) de la entrada y solo tuve una hora para ver el museo porque iban a cerrar para comer. Me centré en la tercera y segunda planta, donde muestran fotos tomadas por reporteros que fueron asesinados durante "la guerra de América" y las consecuencias del agente naranja en niños. No les cuento más porque la historia no es lo mío, pero al ser un museo de guerra pues...da cosica ver esas fotos.

Cuando salí me cogió una lluvia no muy fuerte, pero me dió igual, quería ir a la Xa Loi Pagoda y paré a comer entre medias. Aviso a navegantes: la comida en esta ciudad puede ser muy barata si comes en puestos callejeros, pero el agua NO es potable, así que yo preferí gastarme un poco más (que al cambio tampoco es tanto en el fondo) y comer en sitios un poco mas pijos, por así decirlo. Encima allá donde vas te sirven un vaso de agua con hielo nada más sentarte y con el calor da cosica dejarlo ahí, pero es lo que toca. En cualquier sitio puedes comprar botellas de medio litro de agua selladas por 5000 dongs (0.26 USD). No vale la pena cargar botellas de litro y medio porque enseguida se ponen calientes y pesan.

Pues para llegar a esa pagoda atraviesas calles donde ves la verdadera Vietnam, de gente tirada en la calle durmiendo sin importarles las moscas, hijos despiojando a sus padres, mujeres con sombrero cónico vendiendo cachivaches sentadas en el suelo y mucho cable eléctrico pelado y suelto, para que te lleves un susto. Y luego total, que la pagoda estaba cerrada.

Saigon X

Así que ya de ahí baje a la Catedral de Notre Dame, a verla por fuera nada más, y flipé con la pedazo oficina de correos que tiene justo detrás. Es un edificio precioso, vale la pena acercarse. Ahí compré sellos para las postales y caminé hacia el Independence Palace, al que no entré. Vi también el Revolutionary Museum por fuera, un poco feucho, y me fui al Ben Thanh Market, que es alucinante. Aquí regateé para comprar los souvenirs :)

Cerca del mercado hay mogollón de tiendas de bolsos y mochilas más falsos que un billete de euro, pero como a mí me da igual esas cosas me acabé comprando una mochila nueva para el portátil marca "Roxy" por tan sólo 10 USD.

Justo cuando salí de la tienda me cogió el monzón de la tarde. A la gente de Vietnam le da igual, se ponen el chubasquero y siguen caminando o conduciendo. Yo me tiré a los charcos y conseguí refugiarme en el mercado, salí hacia la otra puerta, porque tenía que ir al show de las marionetas de agua y ahí vi lo más bonito del viaje...

Un niño con bañador jugando con el agua de los charcos en mitad de la carretera, mientras su madre iba detrás de él recogiendo las cholas que había tirado en un conducto de drenaje. Y no pasó un coche en todo el rato que el niño estuvo jugando. Alucinante. Es algo que en Europa no se ve. El niño estaba tan feliz!

Esa tarde, después del show, cené en un bar de noodles. Comí noodles de ternera al estilo vietnamita y estaban buenísimos. A diferencia de Singapur en Vietnam echan brotes de soja y hojas de albahaca a la sopa, aparte de salsas, y queda muy apetitoso. El que yo me comí se llama Phở bò viên pero no se preocupen. Si ven algún sitio en Vietnam que diga "Phó" es que ahí venden sopa de noodles.

Vietnam es el país de las motos. Lo primero que tienes que aprender para sobrevivir en la ciudad es a cruzar la calle sin que te atropellen, y yo enseguida le cogí el truco. Como occidental con una cámara al cuello eres un blanco para que todos te pregunten si te llevan a algún sitio, pero es que aquí es muy común que te acerquen en moto, previa negociación de la tarifa! muchos turistas son estafados al final del viaje...aunque yo me dejé estafar aposta.

Saigon V

El domingo quería ir a ver la Pagoda del Emperador de Jade, que estaba un poco lejos caminando, en el Distrito 3, y arreglé que me acercasen en moto pagando 40k dongs (2,1 USD) cuando es un viaje que no vale más de 10k dongs (0.52 USD). Pueden ver porque me dió igual pagar de más. Para esta gente un dólar y medio marca una diferencia, mientras que para mí...qué implica? renunciar a un té helado a mi vuelta a Singapur? me dió totalmente igual.

A mi chófer se le pinchó la rueda de la moto a mitad de camino, y arrastró la moto de una esquina a otra. Por qué? porque es tan común tener moto y que se te pinchen las ruedas que en todas las esquinas hay algún señor con una caja de herramientas que te arregla los desastres. Después de un paseíto encontramos a uno que arreglaba pinchazos y en menos de 15 minutos estábamos otra vez en marcha. Atravesamos una calle con (glups) chabolas y llegamos a la pagoda.

Esta sí que estaba abierta y era impresionante. Tres pisos que olían a sándalo, llenos de esculturas de Buda y una tranquilidad que contrasta con el resto de la ciudad. Es un buen descanso después de un día pateando la ciudad más ruidosa y maloliente en la que he estado.

Saigon XXI

Desde la pagoda intenté volver caminando a mi hotel pero me perdí, paré un taxi y listo. Una vez el hotel me dí una ducha y me fui a coger la guagua al aeropuerto. Es la numero 152 y para en la rotonda al otro lado del Ben Thanh Market, en una pequeña estación de guaguas. Vale 3000 dongs (0.16 USD) y sólo da el cambio en monedas de 2000, que son un buen recuerdo. La gracia es que sólo está operativa de 6 a 18, por eso yo tuve que coger un taxi a la ciudad.

El aeropuerto tiene los precios por las nubes, 2 USD por una botella de agua, por ejemplo, y tiene wifi en algunas áreas, pero lo compensan con teles con películas en algunas zonas. No es un mal aeropuerto para descansar una horita antes de coger el avión de vuelta a la ordenada y limpia Singapur!

Saigon XII

Como conclusión, Saigon me ha gustado mucho, es una ciudad que tiene personalidad propia y vale la pena pasar un par de días ahí a pesar del dolor de cabeza que da con tanta gente tocando la pita. Me hubiese gustado tener al menos una semana para poder bajar al Delta del Mekong o subir a Hanoi, más que nada para aprovechar los 45 USD que me costó el visado. Si pueden darse un salto vayan sin dudarlo, es un país muy acogedor. Cualquier duda que tengan pregunten y si sé la respuesta les ayudaré :)

Y ahora en Julio intentaré quedarme quietita en Singapur, que mi cuenta corriente está temblando pensando en el viaje de Septiembre...y en Agosto a Filipinas!

Más fotos en el albúm Việt Nam de mi Flickr

domingo, 4 de julio de 2010

The IT Crowd

En serio, ya sé que no tengo que recordarles lo buena que es esta serie y que si no la han visto están tardando en hacerlo. Las bromas frikis se mezclan con el humor británico más entendible y con los estereotipos, haciendo que muchas veces las escenas rocen el surrealismo. El capítulo de este viernes, el segundo de la cuarta temporada, ha sido para mí uno de los mejores de la historia.



Si no la han visto (cosa que no me puedo creer) les dejo enlaces para bajarse la primera, segunda, tercera y cuarta temporada.

sábado, 3 de julio de 2010

Fan Mail #9

D. es un chico que se acaba de examinar del FCE y tiene un par de dudas sobre el examen porque cree que va a suspender....weno chico, yo no soy examinadora pero puedo intentar tranquilizarte en base a mi experiencia, nada más.

La otra cosa que me tiene preocupado es que en la prueba del writting había que hacer dos redacciones, una de 120-150 palabras y otra de 120-180, y el caso es que eso me lo he saltado a la torera (para más), amén de que he usado un lenguaje quizás demasiado informal... ¿Sabrías decirme cómo afecta eso a mi examen?

Según mi profesora de inglés tienes que estar en ese límite porque no leen más allá. A nosotros nos hacía darle el word count de cada redacción que escribíamos y ella usaba la regla del 10% para decidir si nos habíamos pasado o no, es decir, si el límite eran 150 palabras ella nos dejaba hasta 165, pero nos bajaba la nota. No creo que Cambridge ande contando palabras pero el límite esta puesto por algo. Dependerá del examinador.

Alguien que tenga datos más concretos en la sala?

viernes, 2 de julio de 2010

Singlish

Ya ya, ya sé que les tengo que contar el viaje a Vietnam y algunas de las cosas que han pasado en los últimos días, pero lo que les traigo hoy es un vivo ejemplo de como funciona el inglés de Singapur.

Aquí no se habla inglés, se habla singlish, que es una variedad llena de 'aahs' y 'laaahs' al final de cada frase como manera de enfatizar lo que se ha dicho previamente. También se mezcla con el chino, da igual si es cantonés o mandarín, y pronuncian muchas palabras igualito que los irlandeses (tree? three? eighty? eighteen?), lo cual hace que eche mucho de menos la claridad con la que hablan los ingleses.

Para entender la foto que les traigo hoy tienen que saber un poco de inglés, esperemos que me perdonen....Esto me lo dieron hace una hora en el restaurante vietnamita al que vamos a comer de vez en cuando. Es una simple nota diciendo que se mudan con un mapa con la nueva localización.


A la primera lectura lo único que me vino a la cabeza fue que yo nunca he insultado a ninguna de las camareras que trabajan ahí, aunque tengan la manía de hablarte en mandarín, pero resulta que to patronize viene también de la palabra patrons, o sea, cliente frecuente. Dónde esta el problema? que es un uso demasiado arcaico y demasiado formal de la palabra.

Eso sin contar que continuous está mal deletreado...

Yo en clase de inglés aprendí que 'una vez' es once, 'dos veces' twice y 'tres veces'...three times. Pues aquí he descubierto que thrice existe. Otra palabra en desuso en el mundo anglosajón que aquí sí que se usa, y a mí como humilde europea me suena a darle una patada y escupirle encima a mi Certificate in Advanced English.

Es tanta la cosa con las faltas de ortografía y el mal inglés que el gobierno quiere concienciar a la gente para hablar bien y los periódicos tienen secciones de fotografías de la gente con ejemplos de mal inglés (grammar ninjas creo que lo llaman), pero los singapureños dicen "para qué laah?" y siguen hablando igual de mal. Consideran el singlish como su seña de identidad al incluir palabras del malayo y el mandarín, pero la realidad es que los pobrecitos expats tenemos que aprender a comunicarnos por señas o en inglés de 'jau ai want chiken rais'. A veces también ayuda poner los ojos como platos y decir 'WHAT?!'

Si quieren escuchar un ejemplo del verdadero singlish...escuchen que mal lo pasó un expat alemán intentando comunicarse con una señora que le llamó al móvil para hacerle una encuesta. Yo lo he oído como 5 veces y aún no sé a cuento de qué vienen algunas cosas.

Y por cierto, aquí para decir 'tío' o 'tía' (no en el sentido familiar) en vez de dude o mate se usan...aunt o auntie. Qué lo disfruten, laah!