miércoles, 7 de julio de 2010

Money no enough

Otra sesión de cine Singapureño. Si el primer día les hablé de la tercera película más taquillera de la historia de la isla hoy les traigo la segunda, Money No Enough o Qián Bù Gòu Yòng.

Tenemos tres personajes básicos en la película que representan al 90% de Singapur: Keong, que es un ejecutivo que gasta mucho, Ong, un contratista, y Hui, que trabaja de camarero en un puesto de café. El primero vive en un condo bastante pijo en el que se ha gastado una pasta en renovar su casa y un día ve que contratan a un chico en la empresa en la que trabaja para ser su superior, sólo porque habla inglés. Se mosquea, pide explicaciones a su jefe y al ver que no hay posibilidad de que le asciendan deja el trabajo. A todo esto no se le ocurre otra cosa que ir a comprarse una tele nueva, todo muy singapureño.

Ong ve negocio en el mármol y consigue una obra para ponerlo, pero no tiene dinero para comprarlo, así que pide dinero a un prestamista y luego se ve sin mármol y sin poder devolver el dinero, corriendo por todo Singapur para que no le rompan las piernas.

Y el pobrecito Hui, que me recuerda al Chavo del Ocho, se enamora de Susan, pero se averguenza de no tener un móvil como los ejecutivos para poder darle su número. Por un mal consejo acaba comprándose un zapatófono y haciendo el ridículo delante de Susan, aunque acaban saliendo juntos en una cita un poco de milagro.

La panda, después de mucho quejarse de que no tienen un duro descubren la posibilidad de abrir un negocio de limpieza de coches, reunen dinero de debajo de las piedras y lo montan, pero para entonces sus vidas ya están empezando a notar la falta de dinero. Uno pierde a su familia, la madre del otro es hospitalizada y el tercero emigra a Malasia. Ya no les cuento lo que pasa con el negocio porque tienen que verlo ustedes mismos, es Singapur en estado puro.

Lo que menos me gustó de la peli son los cambios continuos de inglés a mandarín y viceversa, cuesta seguirla aún con subtítulos, van un poco rápido y te pierdes detalles. Les dejo el principio para que lo comprueben...



También hay muchos ejemplos de Singlish y refleja muy bien lo ciegos que viven en Singapur respecto al dinero. Esta peli se desarrolla en la crisis que sufrió Asia en el 98, pero también se podría aplicar (a otra escala) al Singapur de hoy. Si tienen la oportunidad de verla háganlo! yo voy a ver si consigo la segunda parte :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!