sábado, 3 de abril de 2010

No sin mi voto

Desde los 18 años he ido a votar siempre que me han dado la oportunidad, a pesar de no estar muy interesada en política, porque mi lema es que si no votas, no te puedes quejar después. En 2008, viviendo en Irlanda, cuadré mis primeras vacaciones en casa para poder estar para el cumpleaños de mi hermano, renovar el DNI...y votar. En 2009 voté en las elecciones europeas por el Reino Unido, aprovechando que me dieron a elegir en qué país quería votar.

En los 2 años y pico que he vivido fuera nunca me he registrado en el Censo de Españoles Residentes en el Extranjero, en parte por vagancia, porque en Limerick tenía un Consulado Honorario y en Manchester un Consulado General. Tampoco me hizo falta aunque si algún día me da por pedir ayudas de emigrante retornado me fastidiará, lo sé. No estar en el CERA implica también, aparte de que no me renuevan el pasaporte o el carné de conducir fuera si se me caduca, que tengo que venirme a España a votar. La gente que sí está inscrita recibe en su casa las papeletas, las envía por correo certificado y recibe (algún tiempo después) un cheque reembolsándoles el coste del envío.

Esto implica que hay gente que recibe las papeletas tarde, cuando ya han pasado las elecciones, que no las reciben directamente o que llegan tarde y no las cuentan. Tengo un amigo que se cogió tal cabreo cuando vió que las papeletas le llegaron a Limerick una semana después de las elecciones que prometió dejar de identificarse como ciudadano español al habérsele sido denegado su derecho al voto, aunque en realidad el fallo fue de la redirección del correo que tenía puesta.

Casos como este pueden convertirse en el pan de cada día si se aprueba esa reforma de la ley electoral tan maravillosa que ha hecho que, por una vez, el PP y el PSOE se pongan de acuerdo en algo. Saben que el voto de los españoles en el exterior decide muchas veces el color de los ayuntamientos, llegando a cambiarlo en el último segundo, y han decido privarnos de ese derecho. Casi un millón y medio de personas nos quedamos sin poder votar en las elecciones municipales, autonómicas y al Congreso, pero sí al Senado. Una migaja para tenernos contentos? pues me temo que no.

Y encima el procedimiento cambia. Aquellos que quieran ejercer su derecho al voto van a tener que desplazarse a su Embajada o Consulado más cercano. En Europa eso no es problema, las distancias son relativamente cortas, pero un tío que viva en China va a tener que desplazarse a Pekín, otro que viva en Canadá tiene que irse a Ottawa y así....porque tampoco ayuda que al Ministerio de Asuntos Exteriores le haya dado por cerrar Consulados. Este año caen tanto el de Manchester como el de Hannover. El de Vancouver ya cayó el año pasado. Y siendo realistas, viviendo en Manchester yo no me bajo a Londres o me subo a Edimburgo a votar ni borracha, así que imaginen recorrerse Canadá de una punta a otra sólo para eso...

Todo esto viene por la tan traída Ley de Memoria Histórica. Un argentino de abuelos españoles puede nacionalizarse español por una comunidad autónoma concreta. El recién bautizado español tiene derecho a votar en todas las elecciones del país y uno de los argumentos que soportan esta reforma es que esa persona nunca ha pisado la ciudad en la que está nacionalizado y, como tal, no tiene derecho a tomar decisiones que le afecten...pero se han olvidado de aquellos que estamos fuera de España siendo españoles de nacimiento y habiendo residido en él gran parte de nuestras vidas, a aquellos que casi que nos han echado del país al no haber industria para trabajar en lo que hemos estudiado o, simplemente, por no haber trabajo.

No se les ha ocurrido usar un sistema en el que si llevas X años sin pisar el país se te dé la opción a intercambiar tu derecho al voto en España por el de tu país de acogida, ni se les ha ocurrido hacer esta renuncia voluntaria. No se contemplan excepciones. Sin residencia no hay voto. No se han enterado aún de que quizás los que estamos fuera tenemos más perspectiva para evaluar el país que alguien que nunca ha salido y que estamos igual de bien informados gracias a que la prensa se puede leer por internet desde hace bastante.

No tienen ningún derecho a quitárme este derecho. Mucha gente ha muerto para que yo lo tenga y si en algún momento el país me lo retira, dejaré de ser española, porque ser español no es sólo pagar tus impuestos en el país, echarte la siesta y bailar sevillanas. Puedes seguir siendo español en la distancia, puedes seguir comiendo tortillas de papas fuera, se te caerá la lagrimita al ver chorizo en el supermercado y girarás la cabeza al escuchar a alguien hablar español por la calle.

No sé en qué siglo viven estos políticos. Tanta Unión Europea, tanta globalización y tanto "Españoles por el mundo" para acabar haciendo esto?

Si yo, que soy española de segunda generación, me siento así de indignada, imagínense como de calentitos andan los foros y los blogs de expatriados...

Mariano desde Seattle, Washington
Marcoiris desde Tampa, Florida
Pelocha desde Glasgow, Escocia
Mortiziia desde algún-sitio-cerca-de-NY
Saray desde León

Grupos de Facebook:

No al cierre del Consulado General de España en Manchester
Salvemos el Consulado General de España en Hannover
Ningún español sin voto
En las próximas elecciones yo votaré con una rodaja de chorizo

8 comentarios:

  1. Ya sabes que la política me dá alergia, no suelo entrar en debates políticos porque tengo conocimiento nulo, y por tanto no tengo bases para opinar, y no suelo votar (a las elecciones de mi barrio sí, porque los planes electorales me afectan más directamente, y veo las cosas más de cerca) pero me indigna que me quiten el derecho a elegir si quiero votar o no, y me fastidia que le quiten el derecho a votar a gente que sí entiende, que sí se interesa, y que sí ejerce su derecho a voto. He dicho!

    ResponderEliminar
  2. Reena for president!

    Muy bien dicho y explicado!

    ResponderEliminar
  3. Yo ando bastante cabreao pero con el consulado, desconocía que esta norma la estaban aplicando, en Mty tengo consulado pero no me sirve para nada, ya van varias ocasiones en las que no me mandan mis papeletas para votar, voy al consulado y me saltan con que no estoy inscrito en el CERA, me inscribo y a la siguiente ocasión otra vez no me mandan nada, vuelvo a ir y que no estoy inscrito, ya no se ni cuantas veces me he inscrito ni cuantas me han impedido votar, que de todos modos no se si hubiera votado porque a como están las cosas por allá, pero de todos modos quiero ser yo quien tome la decisión de si voto o no, no que simplemente decidan por mi

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, calentitos estamos. A ver si ahora nos ponemos de acuerdo y hacemos algo al respecto!

    Gracias Reena :o)

    ResponderEliminar
  5. Yo opino un poco como Pelocha,... aunque yo votando. Creo que es un derecho aunque la mayoria no sepa muy bien como usarlo y acabemos votando al que mejor nos caiga. Las elecciones son solo meros debates de ver quien dice las palabras más bonitas: Tolerancia, igualdad,... palabras de ideas muy genericas pero sin ideas tangibles y, para colmo, luego hacen lo que les da la gana. Yo creo que siempre hay que votar, por lo menos para no elegir al peor. Quizá no todo el mundo entienda esta postura porque... si no entiendes no votes!!!! pero siendo de Navarra donde en muchos ayuntamientos ganaba la ilegalizada Batasuna, cada voto cuenta.

    Y el tema de votar desde el extranjero... muchas veces lo he pensado que hay gente que igual lleva 10 años fuera y con intenciones de seguir estando por ahi y su voto cuenta aquí. No me parece acertado retirarse pero a una persona que lleva una decada fuera y con intenciones de seguir le interesa realmente mucho quien gobierna en una pais en el que ya no vive???? Al menos a esa persona no le influye de forma tan directa como a los demás quien salga elegido. Quizá les influya por el hecho de que siguen teniendo familia en el país, pero que puede ser más importante para esa persona poder votar en su nuevo país.

    Y sigo hablando desde la total ignorancia.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante. Pues la importancia del voto depende de cada persona. Por ejemplo, para las municipales, desde mi punto de vista una vez no vives alli pues tampoco importa demasiado. Pero autonomicas, y senado. Pienso que el votar o no votar es una decision del español. Yo porque paso un poco, pero hay mucha gente que no pasa y se debe respertar. De hecho, el gobierno deberia preguntar a los emigrantes que es lo que desean.

    Y si no respentan la opinion de los españoles... entonces es mejor no serlo, porque pa lo que te vale.... Tonces me quedo con que soy Europea (que es lo mas ventajoso) y se acabó la nacionalidad.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Reena!

    Estoy dejando el mensaje a todos/as por si no se ha difundido la noticia:

    Ha salido en la newsletter España Exterior esta tarde (la reunión tuvo lugar en Madrid):
    ´´La Comisión Delegada de Derechos Civiles y Participación rechaza de forma enérgica la restricción de los derechos a los emigrantes´´

    http://www.espanaexterior.com/noticia/169830/EMIGRACI%C3%93N/comisi%C3%B3n-delegada-derechos-civiles-participaci%C3%B3n-rechaza-forma-en%C3%A9rgica-restricci%C3%B3n-derechos-emigrantes.html

    ResponderEliminar
  8. Gracias Saray! Parece ser que Llamazares tambien esta en contra, a ver si sirve de algo!

    ResponderEliminar

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!