miércoles, 29 de octubre de 2008

Alba

Nuestro viaje a Alba comenzó el miércoles pasado en Facebook, cuando el Escocés me dijo que no podía esperar a la tarde para partir, así que nos saltamos las dos clases del día y salimos a media mañana. 4 horas de carretera más tarde, entramos en la caótica Edimburgo, llena de coches y obras por todos lados.

Lo primero que hicimos fue dejar las cosas en nuestro albergue (Cowgate Hostel, en Cowgate Street) y flipar con lo cutre que era, pero claro, tampoco podíamos pedir más por £6 la noche. Nos fuimos a pasear por la ciudad, por la Royal Mile, llegamos al Castillo. No nos dejaron entrar pero sacamos unas cuantas fotos. Cenamos en Grassmarket (dos comidas por £8) y tomamos una pinta en Mr Modos, donde el Portugués no pago por el camarero era también Portugués. Era tarde, así que nos fuimos a la Galería Nacional a ver cuadros, que era lo único que estaba abierto. Y de postre, una barra de Mars bien frita.


Edinburgh's Castle

Por la noche, y después de pasar por el albergue para coger una chaqueta, hicimos el Ghost Tour, el tour por la Edimburgo de los fantasmas, los cementerios, las brujas quemadas y los misterios sin resolver. Cruzamos el Northbridge, el puente de los suicidios, y subimos hasta Calton Hill, vimos el "Atenas del Norte" aka "The Shame of Scotland" y volvimos a bajar a la ciudad, donde nos dieron una pinta (Coca Cola para mí) gratis.

El jueves seguimos pateando la ciudad. Esta vez estuvimos en Princes Street, oyendo las gaitas enlatadas que salían de las tiendas para turistas. Pasamos por la Universidad de Edimburgo y llegamos a Holyrood Park, donde dos de mis compañeros trataron de llegar a Arthur's Seat sin conseguirlo. El Escocés, mi asma y yo nos quedamos esperando a mitad de camino. Vimos la venganza Española convertida en el Parlamento Escocés y nos fuimos a tomar un whisky. Como no! una deep fried pizza después y seguimos inspeccionando la ciudad.


Scottish Parliament

El viernes a media mañana cogimos un tren a la Queen Street de Glasgow. El día estaba precioso en la ciudad. En George Square una señora daba una charla por nosequé aniversario de la ONU. De camino al albergue empezó a llover y Reena se quejó de que algo le había hecho daño. El Canadiense dijo "Bah, es sólo lluvia"...

Y empezó a granizar.

Una vez dentro del Eurohostel tuvimos que pagar extra por el early check in, pero valió la pena. Mientras yo me organizaba y me secaba, el Canadiense se tumbó en la cama y dijo "os espero". Lo siguiente que oí fue un ronquido. Y así hasta las 5 de la tarde, momento en el que partimos a encontrarnos con Patri Pelocha, nuestra guía en la ciudad, la cual no se podía creer que nos hubiésemos pasado la tarde durmiendo...pero es que las camas eran más cómodas que las que tenemos en la resi!


El puente que separa la Southside de la Northside de Glasgow

Patri nos llevó a un buffet chino genial a cenar y a su casa. El Canadiense improvisó un mini concierto con la guitarra del compañero de piso de Patri y después nos fuimos....a más guitarreo, un pub con música en directo en el que Vodafone no tiene cobertura. Vimos dos músicos y un grupo enorme, intentamos adivinar la nacionalidad de uno de los miembros y volvimos a casa de Patri, donde cogimos un taxi al Eurohostel.

A la mañana siguiente yo me preparaba para el check out mientras el Canadiense se duchaba. Qué mejor manera de meterle prisa que con la alarma de incendios. Todo el albergue salió en pijama a la calle, donde maravillosamente estaba lloviendo y hacía un frío que pelaba. Vinieron los bomberos y al final resulta que no era nada. Yo por suerte ya estaba duchada y vestida, cogí el bolso y salí. Ni me acordaba de que la cámara estaba dentro ;)

Patri volvió a buscarnos y nos llevó, buceando bajo la lluvia y cargando con las mochilas, a la Catedral de Glasgow, al St Mungo Museum y a un pub a ver el partido del Newcastle, que el Canadiense estaba empeñado en verlo. Ellos aprovecharon para probar el Haggis y yo me zampé un estofado Irlandés. Después de un chocolate caliente con nata, cogimos el tren de vuelta a Edimburgo, el Escocés nos vino a buscar, nos llevó al piso en el que nos íbamos a quedar los cuatro esa noche....y de pub crawl.


Patri, el Canadiense, yo y otra Canaria

De un pub típico Escocés a un pub con cervezas del mundo y de ahí a un pub con música Celta, donde descubrí que la música Escocesa tiene mucho en común con la Irlandesa, por no decir que es la misma. Y el Gaélico Escocés es igual que el Irlandés, a pesar de que ambos llevan 900 años o por ahí separados. Estuve charlando con la señora que cantaba en Gaélico y me contó algo de la historia. Otra cosa es que yo entendiera todo lo que me contó :)

Un kebab y de vuelta para el piso, donde tuvimos que organizarnos para dormir. Adivinan con quien me tocó dormir a mí? con el de los ronquidos...

Domingo por la mañana. Nos perdimos otra vez el tour gratis por la ciudad, así que tras un desayuno rápido y de vuelta a Princes St. Vimos un gaitero vestido con kilt y nos fuimos al Museo de Escocia, donde el Canadiense flipó al reencontrarse con sus raíces. Nos reunimos con el Portugués después de un par de horas, que se había ido a llegar hasta la cumbre de Arthur's Seat, y el Escocés, que se había ido a comer con su familia, y partimos.

Pasamos por Queensferry, vimos los puentes, pasamos por un Tesco, donde los niños compraron sendas botellas de whisky...y otras 4 horas de carretera hasta Salford escuchando Bob Marley, Hendrix, AC/DC y demás. Deberíamos haber dejado Highway to Hell para el momento en el que vimos el cartel de "You are now in Salford"...porque ninguno de nosotros quería volver.

A pesar de que Edimburgo estuviese levantada por todos lados por las obras del tranvía y que no pudiésemos ver mucho de Glasgow hemos tenido tiempo de conocer un poco la cultura Escocesa, que no se reduce a freir todo lo que pillan y beber whisky a todas horas. Para mí ha sido como volver a Irlanda por unos días y nos ha recargado las pilas para la que se nos avecina ahora. Cuatro trabajos con fechas de entrega de aquí al nosecuantos de Diciembre...


Acousticians planning to conquer the world

La próxima excursión: del 27 al 31 30 de Noviembre. Amsterdam!

(Más fotos en mi Facebook)

8 comentarios:

  1. Yo quiero hacer el GhostTour ese :(

    Y beber cerveza escuchando musica celta :(

    joer que depre... Quiero ir a escocia tambien, ¡y a amsterdam!

    ... Queda tanto para el verano...

    :) Disfruta

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:20 a. m.

    emmm noviembre tiene 30 dias....

    por cierto, casi habeis visto mas cosas en edimburgo en un par de dias q yo en 8 veces...tendré q ir 10 más...

    peelochhaaa

    ResponderEliminar
  3. Acatos: no haberte ido a Francia :P

    Pelocha: em...es que...toi estudiando! gracias por la corrección :D

    ResponderEliminar
  4. Edimburgo es una pasada de ciudad, de lejos lo mejor de mi viaje del año pasado, y mira que estuvimos poco tiempo ahí :-(

    Por cierto bienvenida de nuevo :-)

    Pos eso

    ResponderEliminar
  5. Alg: pero si no me he ido! estaba echando horas en la biblioteca y no estaba inspirada para escribir la historieta :D

    Nosotros volveremos en primavera, para subir a las Highlands y ver los pueblitos (Aberdeen, Dundee y demás)

    ResponderEliminar
  6. ¡Cómo triunfan las rayas!

    ResponderEliminar
  7. Jajajajajajajaja

    Yo pensé lo mismo cuando vi la foto. Menos mal que en el último momento saqué mi camiseta negra con rayas grises de la mochila jajajaja

    ResponderEliminar
  8. aun no he terminado de leer pero
    "Atenas del Norte" aka "The Shame of Scotland"?????
    por qué? es muy bonito!!

    ResponderEliminar

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!