viernes, 9 de mayo de 2008

De Irlanda a España y vuelta al principio

Llevo escribiendo este post desde que aterricé en Madrid. En cada paseo que daba le iba dando forma y le iba añadiendo cosas. Básicamente, los días que estuve ahí me sirvieron para darme cuenta de las cosas que echo de menos de España y de los motivos que hacen que coja el avión de vuelta a Irlanda al final de las vacaciones. No me dí cuenta de muchas de estas cosas cuando estuve de vacaciones en casa en marzo, paradójicamente, y esto ha hecho que la barrera península-Canarias se marque un poquito más en mi cabeza, porque la vida no es igual en ambos sitios.

Me he dado cuenta de que echo de menos la comida española en general: los bocadillos de calamares, las gambas al ajillo, las papas bravas con mojo, el alioli, el pescado a la plancha, las galletas María, la paella, el jamón serrano con tomate y aceite y las tapas gratis con cada Cocacola, pero también me dí cuenta de que los Irlandeses son mucho más simpáticos (o charlatanes al menos) y educados que los españoles y de que yo me estoy adaptando a sus costumbres: el chófer del 223 me miró con cara rara cuando le dí las gracias al bajarme, eso sin contar la cantidad de veces que me quedé agarrando las puertas a los que venían detrás en las tiendas o en las estaciones de metro :)

También valoré la libertad con la que se vive en España, en el que cada uno puede hacer lo que quiera y tomar sus propias decisiones sin tantas presiones morales o religiosas como se tienen en Irlanda. Ver a las parejas gays en Chueca paseando cogidas de la mano me pareció increíble, porque aquí en Irlanda todavía no lo he visto (y dudo mucho que lo vea...en esta vida)

Miraba a los dos lados antes de cruzar la calle porque se me iba la cabeza al lado contrario y no quería que me atropellasen. Cuando alguien estornudaba se me escapaba el Bless you! en vez del Salud! y me reafirmé en mi teoría de que El Lazarillo de Tormes no debería ser lectura obligatoria en el colegio para hacer que la picaresca deje de ser un valor típicamente español. Me dió mucha pena enterarme de que reponedores del Carrefour en Galicia cobran poco más de 600 euros trabajando una hora más que yo a la semana y que niños pijos que estudian en unis privadas y tardan tropecientos años en acabar la carrera consigan trabajo en una compañía grande. Que baje Dios y lo vea.

Estar fuera de tu país (o del trozo de tierra que consideras como tuyo) te hace valorar lo que no tienes (como el tomate frito o mis medicinas para el asma a precio de risa), pero también te hace darte cuenta de todos sus defectos y hacer que tengas ganas de coger el avión que te va a llevar fuera de él, tristemente.

Lo peor de todo es la sensación de incertidumbre que tengo cuando leo en el periódico que el nivel del paro en "mi" trozo de tierra ya alcanza cuotas que no se veían desde hace más de 20 años y que, en "mi" trozo de tierra adoptivo, las empresas que han levantado su economía se van marchando silenciosamente a otros países. Y ya sólo queda la opción de coger otro avión hacia otro trozo de tierra, con otras costumbres y otra forma de ver la vida, y empezar de cero.

Las cosas no deberían ser así. O sí?

11 comentarios:

  1. Espania sera un pais mas libre para tomar ciertas decisiones, pero una vez que las tomes tendras que aguantar el marujeo de rigor, que no se estila en Irlanda.

    Por lo demas si, cada sitio tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, para mi de momento el balance se sigue inclinando favorablemente hacia Irlanda.

    Me ha gustado como describes esa sensacion de vuelta... creo que de una manera u otra nos pasa a todos.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, Shalafi. Se me ha olvidado comentar que en España siempre tendrás que soportar los comentarios de la gente sobre tu aspecto o lo que haces y dejas de hacer, mientras que aquí no pasa nada porque lleves rastas de colorines y pantalones de cuadros. Eso es algo que me encanta de Irlanda, y cuesta cambiar el chip español de "has visto a esa que pintas lleva?" jajajaja

    Me alegro de que te haya gustado el post. La verdad es que me costó escribirlo. Es un tema muy sensible...

    ResponderEliminar
  3. En Irlanda van a marujear siempre a tus espaldas. Lo he visto en mis compañeros de trabajo, como despellejaban a mi antiguo jefe, literal, nada mas darse la vuelta.

    En España con suerte te lo van a decir a la cara, o al menos encontraras un numero de personas que lo hagan.

    En Irlanda son educados por sistema, pero no les hace mas educados. Cuando hablan no tienen en cuenta en absoluto los sentimientos de los otros, ni si lo que dicen van en contra tuya. Son una sociedad totalmente egocentrista.

    En España, la cercania en las relaciones que puedes hacer con una persona que conoces de unos meses no la harias con un Irlandes aunque lo conozcas toda la vida.

    Y ojo, a mi España no me gusta por muchas razones, pero Irlanda, socialemente, esta a años luz de España. Luego en las guias de viaje te dicen que en el centro no hay problema de ver a dos chicos de la mano en Dublin. Efectivamente, no hay problema, porque como nunca ha pasado, no ha habido ningun problema.

    No se te puede discriminar en el trabajo porque hay una ley que dice eso, pero luego a nivel personal todo el mundo te va a discrimar. Las cosas no se consiguen con leyes, que aqui sobran, sino con avances sociales, que aqui faltan.

    Y mientras tanto, los anuncios con el telefono de la esperanza para las adolescentes embarazadas pasa en la tele irlandesa cada 3 minutos. Si esto es un pais avanzado, que baje Dios y lo vea.

    En mi opinion personal gana España a Irlanda, sobre todo por su gente. Lo bueno es que españoles los puedes encontrar en todos los sitios a los que vayas, porque, tristemente, profesionalmente España es una tristeza, y con pocas ambiciones que tengas en esta vida al final tienes que acabar saliendo de alli para cumplirlas.

    ResponderEliminar
  4. Estoy con Flekyboy.
    El tema de la educación que comentas, es un estereotipo al que se recurre mucho, pero creo que no refleja para nada la realidad. Aquí se dice que la gente es muy educada porque se dice mucho "sorry" o "cheers" a todas horas, porque los conductores ceden el paso y todo lo que quieras, pero a la hora de la verdad, educación muy poca, el ejemplo lo tienes por ejemplo en el cine, donde la gente no tiene ningún tipo de respeto por los demás a la hora de intentar no hacer ruido, y por la cara de sorpresa que se les queda a los empleados del cine si ven que a la salida tiras tus desperdicios a la papelera. No sé si me explico, pero me parece que aquí en Irlanda hay mucha educación de boquilla por tradición, pero muy poco respeto por los demás. A lo mejor se debe a que en España la gente tiene vergüenza y aquí no.
    Lo de que aquí no se discrimina... JA.
    España tiene muchísimos defectos, sobre todo en calidad de trabajo, pero me parece que muchos de los tópicos en los que siempre acabamos cayendo no son nada justos.

    ResponderEliminar
  5. En eso teneis algo de razón los dos. Cuando estuve en el McD la gente no vaciaba sus propias bandejas, las personas que tu veías que tenían un nivel adquisitivo más alto dejaban que sus hijos embadurnaran las sillas con ketchup (o red sauce, como le dicen ellos) y la gente dejaba todo realmente asqueroso.

    (Una vez llegué a ver en el baño de minusvalidos una bolsa del Penneys destrozada y un helado de sirope/mermelada de fresa esparcido por todo el lavamanos).

    Pero vamos, eso no creo que sea mala educación, sino simple y llanamente guarrería.

    Y socialmente, la mayoría de irlandeses (menos lo que llevan rastas de colores y pantalones de cuadros) están muy reprimidos. En eso sí que os doy la razón.

    ResponderEliminar
  6. Como tu dices este es un tema muy sensible, para hablarse SÓLO entre los expatriados.

    Sobre las parejas gays, una cosa es Chueca, otra Madrid y Barcelona y otra el resto de las provincias españolas. Vale que en Madrid y Barcelona vive mucha gente pero en el resto de España vive mucha más y esa realidad también existe, no nos olvidemos. Ya vale de mirar sólo el ombligo de las grandes capitales. Además, los gays están saliendo del armario pero, ¿y las lesbianas?

    ResponderEliminar
  7. Oria, es que me fui de paseo por Chueca y me llamó la atención. Ya sé que en el resto de España también salen del armario (no hay más que darse una vuelta por Playa del Inglés o Maspalomas en Gran Canaria :P)

    ResponderEliminar
  8. Hola!!! ,pues me ha gustado mucho este post.

    ResponderEliminar
  9. Me expliqué mal. Quería decir que esa libertad de expresión de los gays y lesbianas no se da tanto en el resto de España.

    ResponderEliminar
  10. Esa sensacion al viajar y ver culturas tan parecidas pero con tantos matices diferentes es una gozada... y sin duda te abre la mente...

    Espero que todo te vaya bien reena ^^

    ResponderEliminar
  11. Yo es que encuentro que ambas sociedades se parecen mucho. Por algo son las dos catolicas. Lo que comenta c-18 del cine es cierto, y ocurre en otros sitios, donde la gente deja las cosas tiradas como si tal cosa. Pero al mismo tiempo la gente es más civilizada al volante. No conducen perenemente cabreados, y eso se agradece.

    Respecto a la libertad sexual. Pues la verdad es que he visto mas chicas de la mano que chicos, y me sorprende mucho la poca gente que se ve besandose por la calle. Hay menos expresiones de afecto, pero al mismo tiempo a la gente le importa un bledo lo que vistas y dejes de vestir. Unos lo llamaran falta de estilo (que tambien) y otros libertad.

    Lo de despellejar a la espalda... pues en ambos paises esta a la orden del dia, y me imagino que sera igual en el resto del mundo. Despues de todo hacer trajes a la gente es de las cosas que mas unen.

    En todos sitios hay cosas buenas y cosas malas. Y cualquier sitio donde estes suficiente tiempo acabaras llamandolo y sintiendolo como "tu sitio". A todo nos podemos acostumbrar. Es cuestion de tiempo.

    La diferencia enriquece.

    ResponderEliminar

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!