sábado, 1 de marzo de 2008

Revelaciones

No recuerdo qué canción estaba oyendo mientras me dirigía a la estación de guaguas esta mañana cuando fui consciente de varias cosas...

1 - Soy totalmente libre.
2 - Puedo hacer lo que me venga en gana
3 - Puedo ser quién quiera ser
4 - Puedo ir adónde quiera

Menuda sensación.

No tendré un trabajo de la leche ni dinero suficiente en el banco para comprarme una casa en Las Canteras (ni le habré podido pedir matrimonio a algún lucky man hoy), pero sólo con haberme dado cuenta de estas cuatro cosas, creo que mi vida ya ha cobrado sentido. No necesito presumir delante de la gente de lo bien que me van las cosas (o pretender que me van bien) para ser feliz y, ni mucho menos, tener que recibir una dosis eventual de admiración ajena para sentirme realizada.

Si va a ser verdad que las cosas pasan por una razón. A veces conviene alejarse de ciertas compañías para ver las cosas con un poco de perspectiva, porque las cosas son mucho más sencillas de lo que parece y, con el paso del tiempo, las personas que necesitan verse reflejadas en otras personas para conocerse a sí mismas te acaban por dar pena.

Espero no volver a formar parte de ese grupo.

Ahora mismo soy feliz con sólo pensar que el sábado por la noche toca una pinta (lo de ahora ha sido sólo una Coca Cola) seguida de una noche de 12 horas de descanso. El domingo haré la maleta y el lunes voy a terminar mi pelea con el maldito Revenue (I hope so) y veré a cierto catalán que llevo más de un mes sin ver (te echo de menos, petardo!)...para el martes coger el avión...aunque ya con más miedo que ilusión.

En fin. Nos veremos todos en el infierno, pero algunos habremos sabido vivir con la cabeza alta y una sonrisa en la boca. Otros simplemente reptan y pretenden arrastrar a los demás a su ciénaga (Mariano, esto no va por tí!).

Ale, y después de contarles esto...me voy a la cama, que no sé con qué cara voy a llegar al trabajo...en menos de 9 horas.

Gracias por estar ahí :)

P.D.: Vale, ya me acuerdo. Tenía que ser París de Patrick Wolf.

Escuchando ahora: Retreat! Retreat! de 65daysofstatic

3 comentarios:

  1. Ole, ole y ole por tí.

    ¿Miedo? De que, solo mira atrás y date cuenta de lo que has conseguido: te viniste a otro país donde no hablan tu lengua (aunque la domines bastante bien), has conseguido un trabajo que te permite vivir, que es para lo que son los trabajos... Y todo eso lo has hecho tú sola. En esta vida tienes dos cosas muy importantes una valor y otra que sabes que puedes sobrevivir.

    Y además, te has dado cuenta que a la única persona que tienes que impresionar en esta vida eres tú. Así que una persona como tú no puede tener miedo de volver a casa completamente realizada.

    Un beso muy fuerte y disfruta de tus merecidas vacaciones.

    ResponderEliminar
  2. Admirador3:19 p. m.

    Pues sí, hay que ser optimista. Olvídate de quien no vale la pena y piensa en ti y en los que quieres y te quieren. Y ya está, todos felices. La vida es más fácil si sabemos relativizar los problemas. Igual no somos tan libres como tú dices, pero por lo menos hay que ser tan optimistas como tú eres ahora. Me alegro mucho por ti. Cuidate y pásatelo bien allá donde se dirija ese avión. Y, sobre todo, disfruta.

    ResponderEliminar
  3. Cornflakegirl7:45 a. m.

    Me alegro mucho por ti, Reena. Ahora ya sabes lo que toca: reír, llorar, respirar, trabajar, crear, descubrir, sentir,... vamos, en una palabra vivir!

    Muchos besos y cuidate

    ResponderEliminar

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!