martes, 16 de octubre de 2007

Nadar en Las Palmas de Gran Canaria (o en Limerick)

Algunos saben que no sé nadar. Otros saben que nado un poco...la cuestión es que, durante mi 5º año en la carrera (en el que sólo tenía 2 asignaturas) estuve yendo a clases de natación en la piscina de La Isleta, en turno de tarde-noche, rodeada de señoras jubiladas, con un monitor que era un mes más pequeño que yo y algo sí que aprendí.

Las ventajas de esta piscina eran muchas: estaba medianamente cerca (vamos, podía ir caminando), era muy barata en comparación con la piscina del Julio Navarro (que me cobraba 40 euros por lo mismo) y no tenía lista de espera. Me pude apuntar y pagar el mismo día que fui a pedir información.

En Diciembre de ese curso empecé las prácticas en Teléfonica y tuve que dejar la natación. Después vinieron los exámenes, las clases de Inglés, el First Certificate, documentarme para el Proyecto, los trabajos...y en Agosto decidí volver para mejorar lo poquito que había aprendido, pero la piscina de La Isleta estaba cerrada por obras (le estaban colocando una cubierta), así que decidí probar suerte en el Centro Insular de Deportes. Me apunté en la lista de espera para el turno de las 7 y pico de la mañana (no me dieron muchas más opciones tampoco, yo prefería ir por la noche) pensando que podría empezar en Octubre o así...pero no me llamaron...

Hasta hoy. 14 meses después, el Centro Insular de Deportes de Las Palmas de Gran Canaria, que está financiado por el Cabildo de Gran Canaria, me acaba de "dar un huequito" en ese grupo. Imagínense la pedazo de lista de espera que tienen que tener...

Y los rumores dicen que, otra piscina financiada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, la de las Rehoyas, tiene otra lista de espera inmensa...

En fin, que una intenta hacer deporte y no le dejan. Instalaciones para correr hay, carriles bici también, incluso aparatos para hacer gimnasia en el Parque Romano! pero prefieren poner canchitas de padel en la Universidad en vez de una piscina olímpica. Siempre lo he dicho, creo que se aprovecharía mucho más y se rentabilizaría enseguida.

Ahora estoy en busca y captura de una piscina económica en Limerick y parece ser que la cosa está peor. La piscina de Grove Island cobra 5 euros por sesión, la Universidad te cobra 2 euros pero te pide el carné universitario y hay otra más que aún no he conseguido averiguar dónde está...

Les tendré informados. Y sé que les debo varios posts y varios cotilleos. Esperen a mañana, que es mi día libre :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!