lunes, 11 de junio de 2007

De la ineptitud de (algunos) conserjes

Los conserjes de la Universidad son unas personas a las que les puedes coger tanto cariño, cuando te saludan por la mañana con una sonrisa, cuando siempre que te ven te hacen reir o cuando te dan la información que les pides de buenas maneras, como odio eterno o profundo. Y todo con una facilidad pasmosa, porque son los intermediarios entre la Administración de la Universidad y los profesores y, en defecto de éstos, son ellos los que pagan los platos rotos...

Mi tutor me firmó hace meses (no recuerdo exactamente cuando, pero sé que fue después de Octubre :P) un permiso para poder entrar en el laboratorio 209 del Pabellón B de Teleco, esto es el Laboratorio de Sonido donde tengo el material que necesito para trabajar en mi Proyecto, cuando él no estuviera...vamos, que podía ir a los conserjes y pedirles la llave con todo el derecho del mundo. Nunca he tenido necesidad de pedirla pero casualmente hoy sí me hacía falta, ya que mi tutor no está en el despacho y yo tengo mucho trabajo que terminar.

Voy a la conserje y ya, de primeras, me saluda con aire de bordería y superioridad (como diciendo "Soy más guapa que tú") y me dice que no puedo entrar al laboratorio, que ese permiso que me firmaron es para entrar con mi tarjeta al edificio cuando esté cerrado, es decir, días de fiesta y similares, y no para darme la llave. Vamos, creo recordar que mi tutor puso el número del laboratorio bien clarito en la solicitud y especificó que era por motivos de mi Proyecto de Fin de Carrera...entonces yo me pregunto: ¿para qué demonios quiero entrar en el edificio en un día de fiesta si no tengo derecho a que me den la llave para entrar en el laboratorio? ¿qué estupidez es esa?

Ahora tengo dos opciones: o me espero a que llegue Juanma (a saber cuándo es eso) o me voy a darle el coñazo a Administración de Teleco para que le pase la pelota a otro sitio y ese otro sitio se la vuelva a pasar a Administración...y no tengo ni pizca de ganas de eso porque puedo acabar mordiéndole el ojo a alguien.

Después se quejan de que la gente tarda 8 años y pico en terminar la carrera...si encima los p*tos conserjes te ponen pegas cuando tienes ganas de trabajar no me extraña!

Nota a los trolls: no os tomeis la molestia de recordarme lo maravillosa que es la ULPGC y recordad que tengo moderación de comentarios activa. Es mi blog y me lo follo cuando quiero ;)

Actualización 12 de Junio: Duarte me confirmó ayer que esta gente es así de gilip*llas y mi tutor se sorprendió esta mañana, cuando le conté lo que había pasado, pero nada, me hizo otro papel más clarito y cuando voy a entregarlo, la señora me dice dos cosas que me dejaron boquiabierta:
  1. "No me llames de usted" (como si hubiera confianza ¬¬)
  2. "Vete y saca una fotocopia por si se traspapela" (no podía sacarla ella por si acaso ella misma cometía un error?)
Increíble pero cierto. La inutilidad de los funcionarios llega a extremos insospechados.

8 comentarios:

  1. Si fuera tú.. ya sabes lo que haría. ¡A dar el coñazo!

    Y a contárnoslo luego.

    ResponderEliminar
  2. Ay esos conserjes, hay de todo. En Matemáticas había una conserje super simpática, uno un poco pasota, uno más bien imbécil y otro que era un tremendo hijo de su madre.

    Estos últimos tenían la costumbre de ir a tomarse los cafecitos (varios al día) a la facultad de enfrente y no precisamente porque el café de Matemáticas fuera asqueroso sino porque así se evitaban que fuéramos a buscarlos a la cafetería para pedirles la llave.

    Siempre había dos conserjes, pero siempre se iban juntitos a tomarse sus cafecitos. Yo, que soy para caminar como cochino para cáscaras, era de los pocos malcriados que iba a ambas cafeterías para pedirles la llave y claro, como les cortaba el rollito les caía mal.

    Un bien día me tocó tanto las narices la actitud del THDSM que en protesta me senté en el mostrador de la conserjería a esperarle, porque estaba harto de esperarle de pie. Por allí cerca había varios estudiantes de Matemáticas que estaban esperando a que abriera el aula de informática por cuya llave estaba yo esperando a que el señorito terminara con su n-ésimo cafecito.

    No tiene cara ni orgullo el tipo y me dice que no me da la llave por subirme encima del mostrador, pues le dije a él ¿ni trabajas ni dejas trabajar? y a los que estaban esperando por el aula ya saben por qué el aula está cerrada, estaré en la biblioteca hasta que el caballero quiera darme la llave (yo también tengo exámenes) pero lo mejor fue que el señorito se sube aún más y me dice voy a hablar con el decano y te vas a enterar, lo cual me llenó de placer pero no tanto como decirle sí, por favor, y coméntaselo también al responsable de las aulas, vicedecano de Estadística.

    No hay nada como tener unos jefes (decano y vicedecano) que te adoran :-)

    Ver al tipo volver con el rabo entre las piernas para darme la llave no tiene precio, aunque aún tuvo el orgullo de decirme y no te vuelvas a subir al mostrador pero tampoco me corté en decirle en tanto en cuanto no me impidas trabajar.

    Pero que bonita es la vida en la Universidad, ya no tengo de dónde sacar anécdotas como ésta :-D

    ResponderEliminar
  3. A algunos les das una gorra de plato y ya se piensan que son generales con mando en plaza :)

    Protesta mujer, y luego cuentalo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. En la mía son mogollón de bordes... Bueno en derecho esta Juan... Juan es... oooo es Juan... jajajajjaja No es guapo guapo es mayorcete pero tiene unos ojazos... es de majo... es cachondete... y nos quiere mogollón... a todos.. aunque no conozca a la gente... y luego están los bobos... sobretodo los bobos que en Comunicación cierran las puertas aunque tengas tarjeta de acceso cuando da la hora de entrada porque dicen que no es lógico estar fuera hasta la hora en punto que hay que entrar antes... ¡Leches! si vienes de otro P*** edificio como era mi caso siempre.. porque yo me movía de edificio en edificio... y tardas siempre casi 15 minutos en ir de uno a otro y solo te dejan 15 minutos y eso si te sacan a tiempo... pues que no nos cierren...

    Lo del café ya es mítico... y lo de hablar por teléfono o leyendo el diario... no tener la tarjeta... que te conozcan... porque a mi me conocen de trabajar en la universidad y que no te abran, les das en la ventanita y ellos siguen a lo suyo... y entonces le dices a tu compañera... "dale a salir con tu tarjeta y le damos de nuevo a entrar para poder entrar yo" y justo cuando entro es cuando se dan cuenta y se ponen a chillar que eso no se puede hacer que les tenia que haber avisado... aissss... lo que son los bedeles... hace mucho que no voy por la biblioteca... me pasaré pronto a ver si me siguen ignorando... les desordenaba tanto los libros que me pillaban manía... jajajajja

    ResponderEliminar
  5. y que sepas... "Voy a la conserje y ya, de primeras, me saluda con aire de bordería y superioridad (como diciendo "Soy más guapa que tú")" que tu eres más guapa que ella... eso seguro... GUAPISIMA... :*

    ResponderEliminar
  6. Pricesa, eso de "sal tu para poder entrar yo" es mítico en la sala de ordenadores de Teleco xDDD

    ResponderEliminar
  7. Nosotros sin salir... solo pasando de nuevo la tarjeta... cada universidad tiene sus cosillas y luego muchas son idénticas... :P

    ResponderEliminar
  8. De señales tenía que ser.... en electrónica no pasan esas mediocridades :D

    ResponderEliminar

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!