domingo, 16 de julio de 2006

Peripecias peninsulares 1ª parte

Hola a todos!

Antesdeayer llegué de mi mega ruta por la península. He visto cosas preciosas (y muchas cosas feas también), he conocido gente guay (y no tan guay) y he hecho algunas cosas "de esas que sólo se hacen cuando tienes 20 años"

Pero antes de nada vamos a hacerle el capricho a Dioni: APROBÉ TEORÍA DE LA SEÑAL!!!

(o me aprobaron, eso nunca lo sabremos...ni quiero saberlo!!)

Bien, pues mi aventura comenzó el domingo día 2 de julio por la noche, en el Aeropuerto de Gran Canaria. Me dirigí con mi carrito hacía la máquina de facturar super-mega-guay de Spanair. Tecleé mi DNI y me llevé la desagradable sorpresa de que mi vuelo había sido retrasado para las 4.05 de la mañana!! eso significaba 3 horas de espera en las que me iba a comer las uñas, dejar dos sudokus a medias, gastar la batería del iPod y sacarle fotos a todo bicho viviente. Pero como buena guiri, intenté dormir mirando a los aviones. De todas maneras había gente que estaba peor que yo....

(Moraleja: Si eres de Mauritania estate preparado para lo peor)

Cuando ya estábamos todos preparados para embarcar se dió un aviso por megafonía de un segundo retraso por causas técnicas hasta las 5 menos cuarto. Ya estábamos todos hasta las narices y, encima, había un borrachillo metiendo cizaña en la cola (no somos borregos!! nos tratan como ganado!! vamos todos a reclamar!!) así que nos fuimos corriendo a por las hojas de reclamaciones. Casualmente, cuando ya nuestros bolis echaban humo se nos dió la orden de embarcar. Eran las 4 y 20.

Llegué a Madrid a nomeacuerdoquehora. Salí disparada de Barajas, cogí el 200, llegué a la Avenida de América charlando con dos chicas venezolanas, y de ahí cogí por los pelos el 223 rumbo a Alcalá de Henares.

Una vez que llegué a Alcalá hay una pequeña hora que se perdió en el tiempo mientras intentaba llegar a casa de Aida...o más bien debería decir que fui yo la que se perdió por caminar en sentido contrario...y ya está! dejemoslo aquí! que casi llego de nuevo a Madrid a patita....

El lunes transcurrió sin novedades. Dormí una buena siesta y por la noche conocí a las que serían mis compañeras de viaje: Elena, Esther y Cristina. Dormimos las cuatro juntas en el mismo dormitorio (para cogernos un poco de cariño) y a la mañana siguiente, a las 4.30 comenzaron los preparativos para nuestra primera parada: Barcelona.

Zarpamos en el Seat Ibiza de Esther a eso de las 6.30. Fue un viaje de unas 6 horas y media amenizado por bandas sonoras (de las cuales no me sabía ninguna canción), papas fritas y las apuestas sobre cuánto nos cobraría el peaje.


En Barcelona nos esperaba un personajillo, amigo de Elena, llamado Víctor. Nos hizo de guía gratis por toda la ciudad, nos contó historias sobre los edificios, anécdotas, nos llevó a las alturas de Barcelona para poder la ciudad en todo su esplendor y encima, se ganó un hueco en nuestros corazones.

En la segunda entrega: paseo por Barcelona con Víctor y peripecias para dormir 5 personas en un coche. No se lo pierdan!!

Escuchando: hip hop portugués que sale del cuarto de mi hermano...es lo que tiene estar sentada en el suelo del pasillo para que me llegue algo de red...

1 comentario:

  1. jooo... quiero más! quiero más!

    P.D: ¿Que cosa ha hecho usted que yo no sepa?

    ResponderEliminar

Escribe lo que se te ha pasado por la cabeza al leer este post! no olvides poner tu nombre/nick y revisarlo antes de enviarlo!